Actualizado 2018

La Reserva del Manu es nuestro museo del tesoro; la vitrina de la ecología con paisajes trazados por salvajes pinceles de la naturaleza que conserva la inspiración de su Creador desde hace millones de años.

A 4,000 metros sobre el nivel del mar y con dos millones de hectáreas de extensión, la Reserva del Manu -localizada en los departamentos de Madre de Dios y Cusco– se extiende como un manto verde de bosques agrestes y rincones de exultante belleza, habitados por miles de especies de flora y fauna, ajenos y distantes a la vorágine de la civilización.

MANU EL PARQUE NACIONAL

La Reserva del Manu es el mayor de los Parques Nacionales del Perú y, sin duda, el más diverso. Si pudiéramos observar esta región desde el espacio, veríamos que se trata de una enorme región altitudinal que va desde las cumbres altoandinas, a más de 4 000 metros sobre el nivel del mar, hasta la llanura amazónica, apenas a 200 metros de altura.

El Manu, es una de las 56 Áreas Naturales Protegidas en el Perú, con sus casi dos millones de hectáreas -la mitad de la superficie de Suiza- y, claro, es uno de los pocos lugares del mundo -por no decir el único- en el que el proceso evolutivo de las especies no ha sido interrumpido ni condicionado por el aluviónico desarrollo tecnológico; razón que justifica la declaración de Patrimonio Natural de la Humanidad concedida por la UNESCO en 1987.

LAS MIL CARAS DEL MANU

La Reserva del Manu, está ubicada en la parte sur oriental del territorio peruano, al Este de la Cordillera Oriental de los Andes, comprendiendo territorios de Madre de Dios y Cusco, cubriendo áreas representativas de los Altos Andes, Selva Alta y Selva Baja.

Dada su ubicación geográfica en la base de los Andes, y lo abrupto de su fisiografía, el Manu presenta una amplia gama de climas y paisajes. Desde las frías punas, a más de cuatro mil metros de altitud, hasta las tórridas llanuras inundables amazónicas.

Esta variedad climática, unida a las diferencias de relieve y de tipos de suelo, origina una gran diversidad natural, tanto en especies de flora como de fauna.

Sus bosques son considerados como uno de los territorios mejor conservados del planeta; un banco de riqueza biológica que cuenta con una gran diversidad de flora y fauna (de las mayores en el mundo), habiéndose registrado más de 800 tipos de aves, 200 mamíferos, un centenar de variedades de peces y cerca de un millón de especies de insectos y otros invertebrados.

En cuanto a la vida animal silvestre, el grupo taxonómico más abundante y diverso lo constituyen las aves, estimándose un total de 960 especies, que constituye el 51 % del total de especies registradas en el Perú.

En el caso de los mamíferos, se tienen registradas 160 especies de las 480 en el Perú. Y en este mundo de inusual verdor sobreviven especies que están al borde de la desaparición, como el gallito de las rocas (Rupicola peruviana), considerada el ave nacional del Perú, el otorongo (Panthera onca), el felino que reina en la Amazonía y las maquisapas negras (Ateles paniscus), ágiles monos que han encontrado refugio en los árboles del Manu.

El Manu es el único Parque de Latinoamérica que incluye todo el rango de ambientes entre selva baja tropical hasta las frígidas punas, por encima de los 4.000 msnm.

Todo es sorprendente en el Manu: la incontenible fuerza de su río, la presencia de aves raras como el paujil, oriunda de la amazonía y similar a las gallinas, o la perdiz azulada, la de mayor tamaño de su especie; o el simple regocijo producido por la sombra benefactora de los árboles, como el cetico (Cecropia sp.) o el tornillo (Cedrelinga catenaeformis). Y también sorprende el desfile de hormigas cortadoras de hojas, el revolotear de las coloridas mariposas (existen registradas más de 1,300 especies), la quietud de los caimanes en las riberas del río o la exhibición gimnásticas de las decenas de monos que se balancean en los árboles.

También la espesura de su selva esconde algunos secretos del Hombre. Los Petroglifos de Pusharo, con sus enigmáticas inscripciones y figuras talladas, ubicados en el Bajo Palotoa o los inquietantes caminos de piedra que conducen a las ruinas de Mameria, son evidencias de una extinguida cultura.  Pero la sapiencia de los grupos humanos extraviados en los vericuetos de la historia ha sido heredada por las etnias amazónicas; tribus que no han sido contactadas. Ellos son nómades, y en su incansable y cíclico andar parecen predicar que es posible vivir en comunión con la naturaleza.

NATIVOS ANCESTRALES DEL MANU

Varios grupos nativos tienen su hogar en las remotas selvas del Manu, aproximadamente unos 30. Su historia es la historia de la depredación y hasta del genocidio, causados por los occidentales  que comienza a invadir y avasallar los bosques primero en busca del caucho, luego de las maderas finas y ahora, sin haber dejado la extracción clandestina de éstas, amplía su radio destructor mediante el narcotráfico, la minería de río, la agricultura, la ganadería y el turismo mal entendido.

Algunos de estos grupos, como los yaminahua, amahuaca y amarakaeri, evitan por decisión propia el contacto con el mundo moderno, prefiriendo por decisión propia vivir en lo más profundo de los bosques en completo aislamiento del mundo, son los llamados aislados.

Otros grupos nativos, como los piro – llegados hasta esta región a principios de siglo, con la famosa expedición del cauchero Carlos Fermín Fitzcarrald – o el grupo de los machiguenga (los más numerosos en el área), yine y harakmbut, se vienen integrando de una u otra manera a la sociedad occidental.

Contados nativos trabajan como guardaparques y colaboran con la protección de la reserva; otros, participan en los diversos proyectos científicos como guías, motoristas o asistentes de campo.

La Caza en la Reserva del Manu

La administración del parque Manu permite el tránsito por la reserva e incluso la caza y pesca, siempre y cuando éstas se realicen con métodos tradicionales y fines no comerciales.

Debido a esto muchos de los animales en esta region no se sienten amenazados, muestran poco temor del hombre y se les pueda aproximar más fácilmente que a los animales en otras regiones. 

COMO LLEGAR A LA RESERVA DEL MANU

El viaje al parque en sí es increíblemente espectacular y si está en Cusco, es otra experiencia que tampoco debe perderse.

El acceso es normalmente por carretera y el viaje de dos días desde Cusco a la entrada de la Zona Reservada de Manu lo lleva a través de las montañas a una altura de 4000 m, pasando por ruinas preincaicas y bajando por el bosque nuboso en el lado oriental de los Andes en la exuberante selva baja.

Las carreteras permanecen en gran parte sin pavimentar y serpentean precariamente por el agua en cascada, profundas gargantas y barrancos. Manu es realmente una experiencia completa.

Lo mas recomendable es tomar un tour en Cusco que le pueda trasladar, es un viaje largo pero con varias actividades en el camino que lo mantendrán entretenido.

Hay diferencias de altura entre Cusco y El Manu, luego de que entra a Manu empezará a descender. 

TURISMO EN EL MANU

La Reserva del Manu es todo un abanico de oportunidades para el turista. Aquí es posible la práctica de actividades de aprendizaje y disfrute de la naturaleza por parte del visitante, y la participación de las comunidades locales con el fin de desplegar actividades económicas que garanticen un uso responsable de los recursos naturales y culturales.

Hay tres zonas importantes en el Manu:

  • La Zona Cultural: En esta zona hay varias atracciones y es posible actividades que describimos mas abajo.
  • La Zona Reservada: Más comúnmente conocida como El Parque. Es posible visitarla solo con un operador turístico
  • La Zona Intangible: Para el turista no hay actividades posibles en la zona intangible del Manu

Existen hasta cinco zonas recomendadas para la visita turística dentro de la Zona Reservada, con una alta diversidad de flora y fauna silvestre: Salvador, Otorongo, Juárez, Pakitza y Limonal.

UNA EXPERIENCIA RECOMENDADA: EL MIRADOR DE TRES CRUCES

Para una vista espectacular se recomienda llegar hasta el mirador de Tres Cruces y apreciar la salida del sol, así como dos paisajes opuestos: la sierra andina y el bosque nublado. Para esta experiencia es mejor ir entre mayo y agosto, cuando el cielo está despejado y permite ver la aparición del sol en dos ocasiones durante un mismo amanecer, debido a un fenómeno de la naturaleza.

Turismo Vivencial | Turismo Comunitario Rural del Manu

Hace 30 años los turistas solo iban al Manu a ver la flora y fauna. Las comunidades nativas estaban totalmente dejadas de lado. Pero, en los últimos años esto ha empezado a cambiar notablemente: el concepto de turismo vivencial está permitiendo que las comunidades fortalezcan y valoren su identidad cultural.

Es interesante destacar el proyecto Turismo Comunitario Shepitiari se articula en el turismo vivencial y está en manos de un grupo machiguenga. Aquí destaca la  Casa-Albergue Matsichenka (o Machiguenga),  inaugurada en 1999 y viene funcionando por la iniciativa de líderes comunales jóvenes que han tenido la oportunidad de conocer experiencias serias de ecoturismo en diversos lugares del mundo.

Birdwatching y Otras actividades en el Manu

El turismo en el Manu se ha venido desarrollando principalmente en la llamada Zona Reservada buscando la observación de animales (aves, mamíferos grandes) en contacto con el bosque, pero en la Zona Cultural, es posible la actividad humana con menos restricciones, en un área que desciende desde las alturas andinas hasta la selva baja, pasando por el bosque de nubes. Esta alternativa además faculta la práctica de actividades turísticas y deportivas que en el mismo Parque (Zona Reservada) no están permitidas.

Por ejemplo, tenemos los paseos en carretas tiradas por llamas (auquénidos), llamados “Llama Taxis” que están operados por la comunidad campesina de Jajahuana y ofrecen dos circuitos. El primero recorre 15 kilómetros entre Acjanacu y el mirador Amazónico de Tres Cruces; el segundo ofrece un recorrido variable (según el gusto del visitante) entre Acjanacu y el bosque nublado del Manu.

Uno de los mayores atractivos del Parque son las collpas, hábitat de bandadas de guacayamos,

Asimismo, en la Zona Cultural es posible la práctica deportiva

Turismo de Aventura y Deportes Extremos en el Manu

Otra de las opciones para el visitante atrevido es subirse a una bicicleta de montaña y continuar su descenso a través del flanco oriental de los Andes, realizando un recorrido sin cuestas empinadas, por una carretera bien mantenida, deteniéndose a voluntad y observando el paisaje que cambia constantemente a medida que se desciende.

Igualmente, es de destacar que en el bosque nublado del Manu están además, los únicos cuatro ríos tropicales accesibles en menos de una hora desde el Cusco, para la práctica del rafting y kayak ya sea por profesionales o amateurs durante la mayor parte del año.

Puede también realizar otras actividades como el zip lining dentro de la Zona Cultural del Manu.

Mas información puede encontrar en la nota de Turismo de Aventura en el Cusco

Actividades Posibles en la Zona Reservada (Parque) del Manu

Para la conservación del ecosistemas y la biodiversidad dela Reserva del Manu solo alguas actividades son posible en esta region:

Observación de aves -Birdwatching-, flora, fauna y paisaje; caminatas -hiking, camping, estudios de investigación, toma de fotografías y filmaciones.

No es posible ingresar de manera libre. Las autorizaciones para el ingreso al Parque Nacional del Manu por turismo se otorgan solo a las agencias operadoras de turismo. La toma de fotografías o filmaciones tiene un costo.

Servicios Dentro del Parque (Zona Reservada): albergues, centro de interpretación, servicios higiénicos, guardaparques y radio.

Servicios Fuera del Parque (Zona Cultural): Alquiler de botes y/o lanchas, puesto policial, posta médica.

El riesgo de malaria en Manu es extremadamente bajo (menos de 0.1%)
Riesgo de Malaria en Perú

MALARIA EN EL MANU

El riesgo de malaria en Manu es extremadamente bajo (menos de 0.1%). Pero es recomendable llevar repelente de insectos y protegerse con mangas largas. También puede tomar medicina preventiva contra la malaria (¡compruebe los efectos secundarios de estos medicamentos! y su nivel de eficacia). Si lo desea, puede traer medicamento de “ayuda inmediata” en caso de que tenga malaria (que muy raro en el Manu, pero puede detectarse mediante análisis de sangre), también podría obtener este medicamento localmente. En el bosque del Manu solo existe el tipo de malaria ‘Plasmodium vivax` que es completamente curable

MANU EL TESORO DEL PERU

El Manu seguirá siendo un mundo aparte. Un mundo rodeado de enigmas y misterios que, según las leyendas, oculta en sus entrañas al mítico Paititi o El Dorado, la ciudad perdida de los Incas, dónde se encontrarían los tesoros del Tawantinsuyo.

Especulación centenaria o no, leyenda nacida en los primeros años de la conquista, la única certeza es que la Reserva del Manu cobija una auténtica riqueza natural que debe ser respetada. Será un tesoro para los hombres del futuro y una delicia para los hombres de hoy. Es nuestro gran tesoro ecológico.

BIRDWATCHING: Tunki, el ave que danza en el Manu

En los densos bosques de la selva alta del Manu vive una de las aves más bellas del Perú. Su nombre en quechua es “tunqui” y en español es “gallito de las rocas“. Los científicos le han puesto el nombre latino de Rupicola peruviana, que significa “ave de las rocas peruana o del Perú“. Vive entre los 1,400 a 2,500 metros sobre el nivel del mar, mide unos 32 cm de largo y con un marcado dimorfismo sexual en color.

El macho es de un hermoso color rojo-anaranjado intenso, con ojos anaranjados, pico y patas amarillo-anaranjadas, una cresta erecta de plumas sobre el pico y la frente, alas y cola negros, y algunas plumas de color gris perla en las alas. La hembra es de color marrón rojizo oscuro en su totalidad y con la cresta más pequeña.

Anidan en paredes rocosas, cerca del agua, donde construyen un nido con musgos, líquenes y otros materiales vegetales. Durante la incubación las hembras son muy difíciles de detectar por su color, que se mimetiza con las rocas y los materiales del nido. Ponen dos huevos y la época de nidificación es muy amplia: entre enero y setiembre. Es un ave por lo general silenciosa, que sólo emite sonidos cuando está en celo (una especie de gruñidos) o cuando se espanta o está alejado de su territorio (un sonido como “uankk”).

Lo que sorprende es que durante la época de la reproducción los machos realizan danzas con una serie de piruetas para atraer a las hembras. Cuando una hembra ha sido atraída por uno de los machos se acerca para la cópula. Estas danzas nupciales son todo un espectáculo, porque se puede ver a un grupo de varios machos realizando la danza y a las hembras posadas en las ramas contemplándolos.

Pocas especies han desarrollado métodos tan complejos de exhibición. Saltando y volando entre ramas previamente escogidas, los gallitos describen círculos verticales y horizontales. Se detienen, cantan y abren las alas. Vuelven a volar y muestran las plumas plateadas de su espalda.  Pero entonces, surge la pregunta obvia: ¿qué es lo que ofrecen los machos a estas hembras? La respuesta parece ser, simplemente, sus habilidades como cantantes y bailarines. El macho que baile mejor a los ojos de la hembra “y aquél que regrese puntual cada día a la sesión de baile evitando ser presa de los depredadores” será elegido para brindar sus genes a las nuevas generaciones de gallitos de las rocas.

Sólo uno de los gallitos es “aunque aún nadie lo pueda explicar con certeza” el escogido por las hembras como ganador. El resto, sin embargo, acude puntualmente al ‘salón de baile’ para sumarse a esta coreografía de plumas  de colores entre el verde intenso del follaje.

El tunqui es considerado como el ave nacional del Perú y goza de protección legal, estando prohibida su caza y comercialización; sin embargo esta disposición no es acatada y se lo comercializa vivo o disecado en muchas partes. De muchas partes ha desaparecido por completo a causa de la tala de los bosques y la caza ilegal de que es objeto. Es por ello que su conservación es tarea de todos.

Egresado de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Lima. Ha desarrollado su labor profesional desde los dos lados del tablero: como periodista en medios de comunicación y como Editor de Contenidos en portales web y blogs en Perú y Estados Unidos teniendo como objetivo profesional continuar con el mejoramiento contínuo y el desarrollo de nuevas técnicas de hacer periodismo online adaptado a las nuevas tecnologías.

10 COMENTARIOS

  1. Los datos estadisticos son interesantes. Nuestro Pais siempre fue rico y maravilloso, del que poco se mostraba, ahora su gente ha descubierto y muestra con justificada razón, sus maravillas.

    Que bueno que nuestro País tenga ahora su Ministerio del medio ambiente como los países del continente europeo. Para Europa y otros países desarrollados, el Perú se esta convirtiendo en “el chico que todas quieren seducir”. Tiempo entonces para nosotros de seleccionar.
    Es tiempo de delimitar y proteger lo nuestro y que las autoridades empiecen por trazar los limites y mandar a casita a los extraños que han llenado sus bolsillos con y en propiedad ajena. LO NUESTRO ES LO NUESTRO SEÑORES !

  2. me gustaria saber que he de hacer para hacer turismo en la reserva, tengo 7 dias del que puedo disponer y me gustaria saber los precios tambien, gracias de antemano.

  3. hola me preguntaba si existe alguna clase de paquete el cual se pueda adquirir, precios, hospedaje, traslados, guias, etc. Por favor serian tan amables de mandarme la informacion por favor, gracias

  4. hola a todos los peruanos amen lo nuestro y conservenlo y seamos limpos, cuida nuestras playas, bosques, zonas arqueologicas de todo el peru ok asi nos valoramos todos y enseñemos a nuestros hijos amar lo nuestro

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.