Entre la costa y la sierra se engendró este valioso platillo de la carta peruana. No hay restaurante en Lima que en su menú no incluya como entrada a la “Papa a la Huancaína”.

Cremosa, con su punto de picante exacto y su huevito duro, este plato peruano nos engalana ya en el mundo y dicen que nació gracias a la coquetería y belleza de una huancaína. En este artículo revisaremos el porqué de su único sabor.

Historia de la Papa a la Huancaína

Según Jorge Stambury, en su libro “La Gran Cocina Peruana”, afirma que en épocas en las que se construyó el Ferrocarril del Centro, que va desde Lima a Huancayo, los cientos de trabajadores que picaban la piedra de los cerros abriendo camino, que trabajaban incansablemente a más de 2,000 msnm ante los avatares del clima, tenían que naturalmente alimentarse y por supuesto, eran los pobladores de Huancayo quienes los proveían de alimentos.

A la hora del almuerzo siempre eran las mujeres que principalmente se encargaban de las meriendas, pero había una en especial, que dicen cocinaba rico, era buena-moza y muy coqueta, la apodaban “La Huancaína”, ella traía en sus canastas unas sabrosas papas bañadas con una salsa de queso y adornadas con huevo.

La salsa era preparada con queso desmenuzado mezclado con rocoto sancochado, molido y diluido en leche, con el pasar de los meses, como tal potaje no tenía nombre, los obreros comenzaron a llamar a estas papas “las de la huancaína”, fue así que insospechadamente el nombre se quedó, la obra del tren culminó, pero el nombre de este plato llegó a los oídos de toda Lima.

 Batan con papa a la huancaína

Con el tiempo la receta fue cambiando, ya no se usa el rocoto en su preparación, sino el ají amarillo, se le agrega aceite y se reemplazó el batán por la licuadora. También hay quienes la adornan con aceitunas y lechuga.

Hoy la Salsa a la Huancaína se ha universalizado, cuando compras una hamburguesa, luego de la mayonesa y el kétchup, se pide “con bastante crema a la huancaína por favor”. Así son los sabores peruanos, increíblemente maravillosos.

Receta de la Papa a la Huancaína

Ingredientes de la Papa a la Huancaína:

  • 5 ají amarillo frescos
  • 400 gr de queso fresco (o el que quieran)
  • Medio diente de ajo
  • Un poquito de cebolla
  • Galletas saladas
  • 2 huevos cocidos
  • 4 aceitunas de botija
  • 1 k de papa amarilla (o blanca)
  • Lechuga
  • Sal
  • Leche al gusto

Preparación de la Papa a la Huancaína:

  • Sacar las venas y pepas al ají, lavarlos bien frotando uno contra otro.
  • Calentar un poco de aceite en una sartén y saltear allí los ajíes cortados junto con los ajos enteros y la cebolla.
  • Poner en la licuadora esta preparación y agregarle el queso y el aceite, batiendo hasta que quede una crema.
  • Si queda muy espesa se puede agregar un poco de leche hasta obtener la consistencia deseada.
  • Servir sobre papas cocidas, cortadas en mitades. Decorar con huevos cocidos en rodajas, aceitunas y hojas de lechuga.

Secretos de Chefs Peruanos

  • Saltar los ajies y la cebolla antes de liquarlos, le da un toque de sabor especial… Chef Gaston Acurio.
  • Sancochar el ají amarillo con azúcar y vinagre, le da una dulzura estupenda… Chef Belclinton Rousell Durán
  • Utilice un queso que no tenga un sabor u olor muy intenso… chef Jairo Felix

Variaciones de la Papa a la Huancaína

Según Teresa Izquierdo la famosa chef peruana, la Salsa a la Huancaína es la mas importante de la comida peruana. Hoy se utiliza esta salsa en una nueva diversidad de platos como:

  • Tallarines a la huancaína
  • Spaghetti a la huancaína
  • Pasta a la Huancaina
  • Lomo a la huancaína
  • Choclo a la huancaína

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.