Amy y Marco Becerra , ambos ciudadanos estadounidenses, vivían  en el Perú en el 2014 cuando conocieron a una niña recién nacida a la que llamaron Ángela.

Luego adoptarían a Ángela y la llevarían su casa en Colorado con una visa de Turista.

Amy Becerra trabaja para el estado de Colorado y su esposo trabaja para el gobierno Federal.

Ángela corría el riesgo de ser deportada por el gobierno dentro del marco de política de tolerancia cero pero recibieron una excelente noticia esta pasado miércoles: Ángela NO será deportada!

El republicano Mike Coffman se hizo cargo de la causa de la pareja de Colorado reuniéndose con funcionarios de Inmigración quienes permitirán que la niña peruana pueda tramitar la ciudadanía.

Amy Becerra dijo emocionada : “Ella cambió nuestras vidas. Nos hicimos Padres y ya no se trataba de nuestras necesidades sino de lo mejor para Angela”

El plan de criar a la niña pendía de un hilo pues la niña que entró con visa de turista corría peligro de ser indocumentada y ser hija de padres estadounidenses.

Es inconcebible que una niña de padres ciudadanos tenga que vivir como extranjero indocumentado en este país, dijo Amy Becerra.

La historia de Ángela había sido dura pues su madre la había había abandonado y se encontraba en un orfanato, al parecer la madre vivía en extrema pobreza y la abandonó.

La pareja recibió una adopción provisional en el 2014 y el proceso finalizó en el 2017.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.