El guitarrista habla claro y directo sobre su propuesta artística junto a Los Shapis. A pesar del tiempo y de haber tocado en miles de escenarios en el Perú y en varias parte del mundo, Jaime Moreyra tiene muy claro sus raíces y en esta entrevista, a manera de “Ping pong”, nos deja conocerlo. Aquí habla de todo y también como músico comprometido con su país.

¿Qué los llevó a bautizar su música como “chicha”?

Es la consecuencia de búsqueda de una propia identidad, integración e inclusión, buscábamos algo que tenga una relación intrínseca con nuestro pasado, presente y futuro.

¿Se consideran parte de la cumbia peruana?

No, por la misma razón de búsqueda de identidad propia y porque la rítmica que utilizamos es de una conjunción de más ritmos latinos donde la cumbia es solo una parte.

¿Cuáles son sus influencias como guitarrista?

Yo nací chichero, nunca toqué antes ningún género de música, escuché todo tipo de música pero solo toqué lo tropical.

Personalmente considero que el sonido de su música es el verdadero rock peruano ¿Qué opina usted?

Si hablamos del sonido, si es cierto, somos los ochenteros de la movida tropical.

¿Suele escuchar rock actualmente?

No especialmente, escucho de todo.

En una entrevista leí una declaración: “Nos cerraban la puerta en la cara por serranos” ¿Cree que eso ha cambiado?

En algo por la fuerza de la llegada del campo a la ciudad y porque en las urbes de las costas somos más los que hemos llegado de la sierra, de la selva y los mismos provincianos de la costa.

¿Qué opina del reclamo que están haciendo muchos artistas peruanos debido a la poca difusión radial?

Es valedero, como sucede en otros países hermanos de América. Cómo se va a saber que las nuevas producciones también pueden tener bondades musicales si no hay espacios para que las escuche el pueblo, que es quien hace los éxitos.

¿Cómo ve el Perú de hoy?

En realidad se ve una bonanza de la economía, la construcción, el comercio, la gastronomía y otros.

¿Cree que seamos hoy un país con menos racismo o simplemente han cambiado las formas y el fondo sigue igual?

Creo que el racismo es menos pero allí está.

¿Cree en la inclusión social o es una farsa política?

Creo que es una buena esperanza pero debemos empezar practicando con el ejemplo.

Al pasar de los años ¿Cómo evalúa la trayectoria de Los Shapis?

Fructífera, positiva, ejemplar. Hemos quebrado muchos records como convocatoria, unidad e identidad.

¿Qué les falta por hacer?

Todavía el camino es largo, solamente estamos sentando precedentes, queremos dejar un legado de compromiso para los trabajadores del arte, para con las futuras generaciones y lograr el respeto a los músicos populares, porque sin ser académicos ejecutan con el alma.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.