LAGUNA QUISTOCOCHA, IQUITOS

Al inicio solamente era un paseo que nos llevaba por una serpenteante carretera carrozable que primero pasaba por San Juan y la larga caminata era más soportable cuando la esperanza de meternos en las frías y negruzcas aguas de la laguna actuaban como poderoso imán que hacía olvidar el cansancio. En esa época Quistococha casi era un pequeño punto en el mapa amazónico donde existían unas cuantas pozas que contenían algunos paiches y casi nada más. Sigue leyendo