Top

LA DÉCADA PRODIGIOSA: PERÚ DISFRUTA DEL MEJOR MOMENTO ECONÓMICO DE SU HISTORIA

Recomendar este artículo






Enviar a un amigo (Send to A Friend)

crecimiento-peru

Del silencio y las soledades que se sienten en las alturas de Machu Picchu al bullicio y el gentío que palpitan en las calles del centro financiero de Lima. Del cebiche a la garúa, esa lluvia que no es lluvia pero cala. De conversar en la catedral con Vargas Llosa a aprender con Santiago Roncagliolo que Crecer es un oficio triste. Perú son muchos Perú. Tan distintos como parecidos. Sin embargo, en lo económico es solo uno: el de la prosperidad. La última década del país ha sido prodigiosa. Los analistas hablan del periodo más exitoso de su historia económica. Difícil contradecirles.


“La riqueza ha crecido en ese tiempo una media anual del 6,5%. Solo en 2009, como consecuencia del estallido de la crisis planetaria, el PIB mostró síntomas de fatiga y cayó al 0,8%”, recuerda Pablo Bollini, economista de Analistas Financieros Internacionales (AFI). Pero fue un desvanecimiento momentáneo. Al año siguiente, el país crecía un 8,8% y asombraba al mundo. Sin embargo, esos números hablan solo de economía. Una nación se construye de verdad sobre los cimientos de la política económica. O sea, la forma en la que se interpretan y destinan esos recursos.

El criterio de sus gestores públicos. El factor humano. Por eso, el gran acierto de la mirada peruana ha sido mantener durante más de dos décadas una línea económica recta. Defensa del libre comercio, seguridad jurídica de las inversiones, búsqueda de un crecimiento sostenible, atracción de capitales extranjeros, estabilidad en los precios y el tipo de cambio. “En los últimos 23 años se ha consolidado una economía social de mercado y hay consenso en mantenerla como eje del desarrollo que consagra la Constitución Política de 1993”, resume Gustavo Yamada, decano de la Facultad de Economía de la Universidad del Pacífico en Lima. Tanto es así que el Gobierno de Ollanta Humala ha seguido este camino desde posiciones de centro, cuando algunos albergaban dudas sobre su propuesta política. Y los resultados están ahí. crecimiento-peru2

La pesca (-11,92%) es el único sector que se contrajo el año pasado. Todos los demás crecen. Construcción (15,17%), comercio (6,71%), finanzas y seguros (10,35%), transportes y comunicaciones (8,5%), servicios profesionales (7,56%), minería e hidrocarburos (2,15%). No hay fisuras. Es más, para la próxima década ya hay previstas inversiones por valor de 68.423 millones de dólares (51.250 millones de euros) en minería, construcción y energía. Son las partidas más ambiciosas de Perú.

Gracias a esa ortodoxia económica, al país se le acumulan las buenas noticias. La tasa de desempleo en el primer trimestre del año anda en un envidiable 6,4%; la balanza comercial registra superávit (5.146 millones de dólares el año pasado); la inflación interanual es del 2,3%; la economía crecerá —según las previsiones del Banco Central de Reserva de Perú (BCRP)— este año un 6,5%, y la alegría, en una tierra que ya genera una riqueza de 199.700 millones de dólares anuales, se extiende. ¿Mucho? La confianza empresarial se halla en 66 puntos y muestra “un elevado optimismo”.

Así lo sostiene BBVA Research. Aunque un país no solo se construye sobre la suma, sino también sobre la resta. Y quizá no haya ninguna tan importante como la que tiene de variable a la pobreza. Perú ha reducido esta tasa del 42,4% de la población en 2007 al 26,5% durante 2013. Por darle un contexto a los fríos números: es similar a la de Brasil. Esto ocurre en el lado de las fortalezas; en las carencias, aún tiene que hacer más esfuerzo en la reducción de las desigualdades, un mal endémico en América Latina.

Tanto es así que la pobreza extrema de algunas zonas rurales del territorio contrasta con la prosperidad en las áreas urbanas, en las que la penuria apenas alcanza al 1,4% de la población. “Revelando la diferencia, todavía palpable, entre la costa, más rica, y la sierra, el interior, más modesta”, indica Luis Santiago, experto en comercio internacional del ESIC. “Ahora bien, entre ambas se abre paso una pujante clasemedia”. Esta es una rápida polaroid, un flash de un país que ofrece oportunidades de inversión en tantas áreas que solo recorrerlas consume bastantes palabras. crecimiento-peru3

“Agricultura, pesca, textil, minería, petroquímica, energía, turismo, infraestructuras de transporte, inmuebles”. La enumeración pertenece a Héctor Rodríguez, director de promoción de inversiones de Proinversión, un organismo público dedicado a captar recursos para el país. ¿Por dónde empezar? ¿El gas? “Perú es la única fuente sostenible de gas natural en el Pacífico sudamericano y tiene cuencas petrolíferas que no han sido exploradas”, comenta Héctor Rodríguez. Bien lo sabe Repsol. Posee derechos sobre siete bloques de hidrocarburos, dos de ellos en producción.

En el departamento de Cuzco destaca en el paisaje la torre del yacimiento gasístico de Kinteroni. “Uno de los diez proyectos clave de nuestro Plan Estratégico 2012-2016”, apunta un portavoz de la petrolera. El gas de Repsol es una buena excusa para descubrir algunas de las cartas que está jugando Perú en su partida económica. Entre 2013 y 2014 tiene proyectos de inversión privada encima de la mesa por valor de 31.127 millones de dólares (23.383 millones de euros).

Solo las áreas de minería e hidrocarburos se llevan 15.025 y 4.466millones de dólares (11.250 y 3.330 millones de euros), respectivamente. “Aunque el sector minero es complicado para las empresas españolas, pues los principales actores son canadienses, australianos o estadounidenses”, advierte Jaime Llopis, socio del bufete Cuatrecasas. Recursos naturales Al tiempo, la historia y la geología nos recuerdan que el país es el primer productor de oro, plata, zinc, estaño y plomo de Latinoamérica. Y el segundo del planeta de cobre, zinc y plata.

“Somos un territorio rico en recursos naturales”, admite Óscar Caipo, socio de KPMG en Perú. “Sin embargo, debemos aprovecharlos mejor. Hay que lograr un equilibrio entre la industria extractiva y la oferta hídrica”. Pese a todo, BBVA Research estima que la producción de cobre —un metal clave en la economía peruana— se triplicará por la entrada en funcionamiento a final de año de Toromocho. “Este proyecto”, cuenta Gerardo Herrera, socio de Deloitte Perú, “liderado por la empresa Chinalco, acumula una inversión de 3.500 millones de dólares (unos 2.625 millones de euros) y se espera que durante los próximos 32 años produzca 192.000 toneladas de cobre al año”. Otra área que Perú ha identificado como vital y que genera negocio son las infraestructuras de transporte.

“La intención declarada del país es configurar un hub logístico que integre América Latina con Asia-Pacífico”, relata Gonzalo Garland, profesor del Instituto de Empresa. A esta estrategia contribuye la constructora OHL, que ya genera el 4,2% de sus ventas (170 millones de euros) en el país andino, gestiona la autopista del Norte y trabaja en la mejora de un tramo (76,5 kilómetros) de la carretera Ayacucho-Abancay. Gran parte de esta hiperactividad se debe a que Perú está recurriendo al gasto público para impulsar el crecimiento trazando una estrategia que en Europa, por desgracia, suena a economía ficción. De hecho, las inversiones del Estado seguirán creciendo por encima del 10%, en buena medida impulsado por la construcción de redes de transporte. crecimiento-peru1

Y ahí los expertos destacan el tren eléctrico (línea 1) y las carreteras IIRSA Norte y Sur. Además, antes de final de año se espera que se adjudique la línea 2 (unos 3.980 millones de euros) y el gasoducto sur peruano (unos 1.875 millones de euros). Y en la agenda aún queda la construcción del aeropuerto de Chincheros (Cuzco), la concesión de la terminal portuaria de San Martín (Pisco) y el proyecto de suministro de energía en Iquitos. Pero al margen de las infraestructuras, el sector inmobiliario también levanta la mano y reclama la atención de los inversores.

El país tiene una carencia de viviendas del 20%, y hay una sólida demanda de centros comerciales, oficinas, hoteles y segundas residencias. Fuerte crecimiento. Esa misma fortaleza de la construcción se traslada al mundo agrario (caña de azúcar, espárragos, aceitunas, alcachofas, uvas y aguacates), a la pesca (es el primer exportador de aceite y harina de pescado) y a los telares (algodón tangüis, vicuña, alpaca), donde, por cierto, la profunda experiencia y la tecnología española en el sector textil pueden hallar buen acomodo. Desde la ventana de España, este paisaje económico de fuerte crecimiento abre oportunidades a las exportaciones de bienes de consumo y de equipos.

“Pero también a los servicios profesionales de consultoría tecnológica,marketing y comunicación”, observa José Ramón Pin, profesor del IESE. Todo esto sucede bajo el sol de un clima, el de los negocios, que ilumina la economía de un país que el ranking Doing Business sitúa en el puesto 43º (sobre 185 naciones) dentro de la clasificación mundial de los mejores territorios del planeta para hacer empresa. En la región, solo Chile está por delante. Esto nos habla de un Perú que impulsa el emprendimiento.

Apunten: no se exige capital mínimo para abrir una compañía y se tardan únicamente 26 días en crearla. “Además, la tecnología está calando entre los emprendedores. Por eso, los proyectos de Internet crecen con mucha fuerza”, observa el tecnólogo Enrique Dans. Justo en este momento en el que todo son parabienes, resulta valioso recorrer las vías secundarias del país. Caminos a veces un poco oscuros y tibiamente iluminados.


De acuerdo con el informe Global Enterprise Survey Report 2010 (elaborado por el Banco Mundial), las prácticas del sector informal (el 68,6% de las empresas reconoce estar compitiendo contra firmas no registradas) son un obstáculo a la llegada de inversores a Perú. Pero hay otros lastres. Gustavo Yamada, profesor de la Universidad del Pacífico, habla de una burocracia lenta, de una regulación laboral comparable a los estándares europeos—pese a un gran subempleo y economía sumergida— y de la relativa escasez de mano de obra cualificada.

A pesar de esas limitaciones, el país ha conseguido atraer 12.240 millones de dólares (9.194 millones de euros) en inversiones extranjeras directas el año pasado. Es más, España es el principal inversor foráneo (32%), seguida por Reino Unido (17%) y Estados Unidos (13%). Y la razón de este magnetismo es tan sencilla para Perú como complicada para otros países de la región. “Las inversiones gozan de absoluta garantía jurídica. Se reconoce abiertamente el libre mercado y la propiedad privada. Es posible recurrir al arbitraje internacional y no hay obstáculos a la repatriación de beneficios”, enumera Javier Ybáñez, socio responsable del bufete Garrigues en América Latina.

Apoyados en estas facilidades, las pymes ganan terreno. “Su protagonismo cada vez es mayor”, avanza Luis Martí, consejero económico y comercial de la Embajada de España en Lima. “En Perú hay 300 empresas españolas instaladas, de las que la mayoría son pequeñas y medianas”. Estamos ante una segunda fase dentro de la expansión española en el país. “En los años noventa, con Telefónica como puntal, llegaron los colosos; ahora son las pymes las que toman el relevo de ese viaje”, sostiene Enrique Alcat, experto en política corporativa. Todo desplazamiento exige conocer el lugar de destino.

“Muchos de nuestros clientes lo que nos piden es que les busquemos un socio local pensando en lobbies y contratos”, narra Daniel Galván, experto del banco GBS Finanzas, quien anda estos días identificando oportunidades en esas tierras. Con una mirada parecida ha llegado a la geografía limeña Ricardo Llavador. Este joven publicista se estrena como director creativo de la agencia BtoB Perú. Su historia pone rostro a un billete que cada vez sacan más españoles. Aunque por razones distintas. En lo personal, por “la alegría que se respira aquí; las ganas de innovar, de arriesgar y de aprender”, describe Llavador. Y en lo profesional, “porque la publicidad digital se halla en un momento muy bueno”. Además, la política migratoria del país es menos restrictiva que la de otras naciones de la zona, lo que favorece la llegada de trabajadores. vista-de-lima-desde-hotel-sheraton

El primer inversor “Los lazos económicos entre España y Perú son más fuertes que nunca”. Este es el arranque de la conversación con Luis Martí, consejero económico y comercial de la Embajada de España en Lima. Unas palabras pronunciadas sin fisuras, ya que nuestro país es el primer inversor en Perú (32% sobre un total de 12.240 millones de dólares, unos 9.200 millones de euros) y su séptimo mayor cliente. Para entender cómo se ha llegado a esta posición hay que reivindicar el valor de la palabra “continuidad”.

La traslada al debate Carlos Malamud, investigador principal de América Latina del Real Instituto Elcano. “Las políticas económicas de los tres últimos presidentes, Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala, han sido similares y esto ha generado estabilidad”, analiza. Como respuesta, los números se muestran agradecidos. El año pasado, las exportaciones españolas a Perú crecieron un 40%, mientras las peruanas se mantenían en un estable 5%. Con estos porcentajes, la balanza comercial dibuja —según datos de AFI— un saldo negativo para España de algo más de 1.175 millones de euros en 2012.

Mientras, las exportaciones españolas suman 578 millones. Es más, las principales partidas fueron aparatos y material eléctrico (18,66%), máquinas y dispositivos mecánicos (18,15%) y manufacturas de fundición, hierro y acero (7,76%). Bajo esta fuerte actividad es lógico que “continúe la llegada de empresas españolas al país, lo que contribuye a la transferencia de conocimientos y dinamiza el tejido empresarial local”, apunta Luis Martí.

VIDEOS SOBRE ECONOMÍA PERUANA

[tubepress mode=”playlist” playlistValue=”PLnB4G8zTYH8r_Lvc_HOSB2Rp_NdXBgQLM” ‘]

Consultas de Finanzas

Resuelve tus dudas sobre Finanzas en esta sección. Se responderá en el menor tiempo posible en esta página, de manera pública y de forma totalmente gratuita teniendo siempre en cuenta la complejidad de su asunto.

Comentarios

NO SE PERMITE EL PROMOCIONAR SERVICIOS O PRODUCTOS EN LOS COMENTARIOS.. Si deseas poner un anuncio, consulta nuestras opciones publicitarias. Si esta interesado ser un columnista Contáctenos.


Para hacer un comentario, llena tus datos a continuación.