Top

BARRIO DE SAN BLAS

Recomendar este artículo






Enviar a un amigo (Send to A Friend)

SanBlas Conocido como el Barrio de los Artistas, San Blas –que originalmente se llamó Toccocachi (Hueco de Sal) en alusión al cementerio de cuyas tumbas emanaba salitre-, era uno de los distritos más importantes en la época Inca y actualmente es el lugar de mayor concentración artística de todo Cusco, en sus estrechas calles se forjan las historias de muchos pintores, artesanos, músicos, poetas y demás artistas que invocan a la bohemia de cada día. Quien visita San Blas no puede dejar de contagiarse por el alegre espíritu de su plazoleta, que cada tarde alberga a toda su comunidad en la Feria Artesanal sobre el verde de sus hierbas y bajo la luna de sus noches.

De su historia no se sabe mucho, pero lo más resaltante de San Blas es la iglesia que parece haber sido levantada sobre un santuario Inca en donde se adoraba al Illapa (Dios del trueno, relámpago y rayo). Cuentan sus moradores que ésta posiblemente se abrió en 1544 por el segundo obispo Juan Solano, aunque otros afirman que fue luego de 1559 por el Virrey Andrés Hurtado de la orden de Mendoza.

1.1254695568.plaza-de-san-blas-cusco En esta iglesia -de simple estructura con paredes de adobe-, se encuentra lo que se podría considerar una de las más valiosas joyas del arte colonial de toda América: El Púlpito de San Blas, pieza única hecha en cedro de invalorable cuantificación económica. Sobre la construcción de esta obra realizada a mano no se tiene la certeza de su autoría, muchos sostienen que fue gracias a los donativos del protector artístico; el obispo Manuel Mollinedo y Angulo a finales del siglo XVII.

Existen algunos ensayos literarios sobre la adjudicación del responsable, el escritor Ángel Carreño afirmó que fue el artista Esteban de Orcasitas quien labró el pulpito, pero en la edición de su obra Tradiciones Cusqueñas cambió el nombre por Juan Tomas Tuyro Tupaq, que era quechua y cusqueño, aunque según su libro, Juan Tomas era un leproso de Huamanga (Ayacucho).

El contenido del libro señala que el supuesto ayacuchano tuvo en sueños una revelación de la Virgen Santa del Acontecimiento Bueno, la misma que le indicó que si quería darle fin a su enfermedad debía buscarla en la plaza de Arrayanpata de la ciudad de Cusco. Luego de una larga labor y muchas desventuras la pintó sobre una pared que luego de cubrirla con el  Lirpuy-Phaqcha se derrumbó, entonces, la invocó llorando y luego de encontrar unos pétalos de rosas -con los que frotó todo su cuerpo-, sanó su enfermedad. El pedazo de pared donde se pintó la imagen estaba cortado y según dicen fue llevado a la Iglesia de San Blas donde la gente construyó un retablo y púlpito para la Virgen.

Como cualquier púlpito el de San Blas tiene un balcón (cubeta), una tabla sonora (cupola), un tórax (cuerpo principal) y una galería (entrada). El balcón es esférico y contiene ocho bustos de bronce que representan (según los católicos) a los herejes como: Martin Luther, el inventor de Luteranismo y jefe de la reforma religiosa en Alemania y Catalina de Bora, esposa de Luther, el creador del Calvinismo en Suiza y Francia John Calvin, Ulrich Zwingli, amigo y seguidor de Calvino, Henry VIII, el rey de Inglaterra que negó la autoridad del Papa y el Anglicanismo creado, Elizabeth de Inglaterra que era la hija y seguidor de Henry VIII,  Arius, nativo de Alejandría y fundador del Arianism,  Phocion que junto con Arius hizo el gran cisma del greeks ortodoxo o el cisma oriental.

También están las esculturas de San Bonaventure, San Tomas de Aquino, San Agustín, San Gregorio el grande, San Jerónimo, San Bernardo y San Francisco, los doctores de la iglesia y posteriormente, coronando el púlpito y apoyado por cinco arcángeles está la representación de San Paul de Tarsus (Carreño cree que es San Tomas y algunos otros piensan que es Jesucristo) con un crucifijo en la mano; antes de los pies de San Paul hay un cráneo que supuestamente pertenece al autor del púlpito.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA         Asimismo, hay imágenes esculpidas de los cuatro evangelistas; San Matthew, San Mark, San John y San Luke. En el centro está la escultura de la Inmaculada Concepción. En el cuerpo principal del púlpito se encuentra la figura de San Blas, el Santo Patrocinador de la parroquia. Sobre esta efigie está el escudo de armas del obispo Mollinedo y Angulo.

En el lado oriental existe otra talla hecha en 1678 por Tuyro Tupaq y su hijo Mateo que pertenece a la Virgen del Acontecimiento Bueno. Hay algunas otras imágenes que corresponden a San Blas, San José y al Señor de la Agonía que tiene extremidades movibles.  Hacia el lado de la entrada hay una cruz hecha con un solo pedazo de madera de Chachacomo (árbol andino). La iglesia tiene un coro alto con los soportes de madera de cedro dorada. Sobre las paredes laterales hay ocho cubiertas anónimas con marcos dorados que grafican el tormento de San Blas.

Comentarios

NO SE PERMITE EL PROMOCIONAR SERVICIOS O PRODUCTOS EN LOS COMENTARIOS.. Si deseas poner un anuncio, consulta nuestras opciones publicitarias. Si esta interesado ser un columnista Contáctenos.


Para hacer un comentario, llena tus datos a continuación.