Top

DE TURISMO EN LA CIUDAD DE CUSCO

Recomendar este artículo






Enviar a un amigo (Send to A Friend)

PlazaArmasCusco(14)  Si quiere conocer la ciudad del Cusco Ud. no necesita tomar un taxi. Si Ud. esta ya aclimatado a la altura y con algo de forma puede emprender una pequeña aventura conociendo el Cusco a pie. En este artículo le facilitamos una pequeña guía de la ciudad del Cusco.

Turismo en la Plaza de Armas de Cusco

Empiece por la plaza, donde siempre hay vida, por ella no pasan las horas. Es punto de encuentro de niños, jóvenes y viejos que buscan en sus gradillas un momento de contrición y paz que ésta les puede brindar y aunque de día y de noche interminable. La plaza es el motor de energía que no deja de rugir en nuestros corazones y nos invita a la interminable diversión.

La actual Plaza de Armas de Cusco llamada en la época incaica   Huacaypata o “Plaza del Guerrero”, ha sido escenario de varios acontecimientos históricos, la antigua plaza central de los Incas  sirve de brújula para todo viajero que planea hacer una incursión por los alrededores de toda la metrópoli y como primer punto de visita podemos hablar de Sacsayhuamán, con su imponente presencia, siempre es referencia para encontrar el camino de retorno a la plaza. Y si de un curioso visitante se trata, lo recomendable es buscar la imagen iluminada de Cristo Blanco que se levanta junto a la fortificación sobre el cielo.

Así  también junto a la plaza, tenemos El Portal de Panes, un empedrado lugar de clausura lleno de un vivaz transito de niños que a su paso tratan de vender postales y también por su camino, de noche, existen pecaminosas doncellas que invitan a pasar a los turistas a sus antros privados.

Ciudad-del-Cusco En la misma plaza se encuentra La Catedral, construida en 1560 y 1664, con enormes bloques de granito rojo sacados de la fortaleza Sacsayhuamán se asienta sobre los cimientos del Palacio Inca Wiracocha, donde sus gigantescas líneas recuerdan la presencia de un Gran Fuerte con delicadas formas, muy similar a la Iglesia de la Compañía de Jesús que muestra sus artísticas torres de campanarios ocupando el lado sur oriental de la plaza. Esta contiene una de las muestras de orfebrería más importantes del arte colonial.

Para no perderse también está el delicado altar de granito finamente labrado de La Catedral y sus enormes lienzos que representan, a través de sus figuras, el terrible terremoto que azotó Cusco en 1650. Dentro de La Catedral también se puede apreciar un pulpito barroco con un complicado grabado y las bellas bancas en madera de cedro, así como un Altar Mayor construido en plata tallada que se distingue por su brillante presencia.

Diez pequeñas capillas rodean la nave, entre las que destacan la Capilla de la Virgen de la Inmaculada Concepción y la Capilla del Señor de los Temblores que guarda atesoradamente un crucifijo de 26 kilos en oro puro con incrustaciones de piedras preciosas. Asimismo, al norte de la catedral junto al Balcón de Cusco se encuentra una de las residencias más bellas de la ciudad; el Palacio del Almirante, que cuenta con una vista espectacular desde la calle Cuesta del Almirante, que desemboca en la plaza y que ahora acoge al Museo Inka. Dicho museo se ha actualizado recientemente y es uno de los mejores lugares de la ciudad de Cusco para visitar y ser testigos de momias, cráneos trepanados, telas incas y diversos vasos Queros de madera.

También, bajando desde el corazón de la plaza,  tenemos la Iglesia de la Compañía de Jesús, santuario que fue edificado en 1576 por los Jesuitas sobre el Amarucancha (palacio del Inca Huayna Cápac), que fue renovada luego del terremoto de 1650.  Este lugar es frío y oscuro, en sus inicios fue el Palacio de las Serpientes de Huayna Cápac, aquí se atesora un gran altar cubierto con Pan de oro, un hermoso púlpito de madera que posee un relieve de Cristo y además  la iglesia guarda celosamente diversas pinturas y esculturas hechas por renombrados artistas de la Escuela Cusqueña y a los extremos de esta se edifican la Capilla de Lourdes y el antiguo oratorio de San Ignacio de Loyola.

cuzco_corner Rumbo sur oeste por la calle Portal Belen, se encuentra el Convento e Iglesia La Merced que fue levantado en el siglo XVI y tiene uno de los más hermosos claustros de Perú, éste ostenta una faustosa  decoración donde se exhiben numerosas pinturas coloniales y una pieza de 1.3 m de alto y 22 Kg., de peso de puro oro con piedras preciosas coronada por una gran perla en forma de sirena considerada la segunda más grande del mundo.

Unas Cuadras mas al rededor

No puede dejar de visitar el Barrio de San Blas, la calle Hatun Rumiyoc y el Koricancha (Convento de Santo Domingo). El primero, es uno de los lugares más coloridos de la ciudad donde habitan en su mayoría talentosos artesanos. En San Blas el amor florece y el arte es el principal sustento de sus moradores, lleno de callejuelas estrechas en zig zag que bordean grandes casonas de piedra de estilo Inca pareciera que por sus muros no pasó la Conquista Española.

Su parroquia, construida en 1563, es la más antigua de Cusco y posee un gran pulpito, quizá la mayor muestra en tallado de la época colonial. Las tiendas y talleres de Hilario Mendívil, Santiago Rojas, Maximiliana Palomino y Ediberto Mérida -reconocidos artesanos cusqueños-, se encuentran abiertas para los visitantes que deseen llevarse un recuerdo físico a sus tierras de origen.

cusco1 Y antes de ingresar a San Blas se encuentra la calle Hatun Rumiyoc, el jirón más conocido de la ciudad que da acceso a este lugar, en éste se encuentra la Piedra de los Doce Ángulos que era parte del palacio de Inca Roca. Dicen que en esta calle se concentra el magnetismo y fuerza espiritual de los Incas, los visitantes llegan aquí para cargarse de la misma con el objetivo de bendecir sus vidas.

El último de los lugares para visitar en el centro de Cusco y recomendado es el Koricancha (Qoricancha) o Sitio de Oro, en donde se ha edificado el Convento de Santo Domingo. Este era el templo más importante de los Inkca, donde se adoraba al Sol y se construyó con estructuras de las más delicadas piedras pulidas. Sobre este mismo templo inka los españoles construyeron el convento Santo Domingo. Su fachada imponente luce una vasta muestra del renacimiento y su torre de estilo barroco destaca sobre el tejado de la ciudad. Aquí, como en otros monumentos, se encuentra una importante colección de lienzos de la Escuela Cusqueña.

Comentarios

NO SE PERMITE EL PROMOCIONAR SERVICIOS O PRODUCTOS EN LOS COMENTARIOS.. Si deseas poner un anuncio, consulta nuestras opciones publicitarias. Si esta interesado ser un columnista Contáctenos.


Para hacer un comentario, llena tus datos a continuación.




- ¿Por qué la pregunta? Para verificar que no eres un spammer


 palabras disponibles

No hay comentarios en “DE TURISMO EN LA CIUDAD DE CUSCO”


Bottom