Top

El CHINATOWN DE LIMA

Recomendar este artículo






Enviar a un amigo (Send to A Friend)

Capon 01
La Calle Capón
No es tan grande ni glamoroso como el de San Francisco o Nueva York, pero el barrio chino de Lima tiene su propio encanto. Es un pedacito de Oriente incrustado en el  tráfico vehicular y comercial del centro de la ciudad, que durante décadas ha luchado por sobrevivir. Allí donde el calendario tiene 13 lunas y donde el olor a pato asado impregna el ambiente, se encuentra la legendaria Calle Capón,
donde aún es posible ver a los viejos comerciantes que  no se rinden ante una época marcada por la tecnología y los centros comerciales.

Ahora ya no es barrio, ni tiene muchos chinos, pero fue el sitio donde el chifa, el chow mein y la acupuntura llegaron a Lima. Hoy, orgullosamente remodelado, la Calle Capón sigue siendo motivo de atracción, aunque debido a lo pequeño de su tamaño (apenas una cuadra) no está ni por mucho a la altura de todo lo que la migración china ha representado para el Perú. Aquí, lo que te llamará la atención son sus calles donde predomina el rojo, sus farolillos y letreros en las puertas de los negocios, así como calendarios con la efigie del dragón. Los letreros indican “buena suerte” y “primavera”, en tanto que el color rojo busca asustar a Nian, el demonio chino.
Capon 02 El Barrio Chino

También te llamará la atención el Arco de ocho metros de altura y trece metros de ancho que te  da la bienvenida. Este imponente arco chino, de columnas rojas -inaugurada en 1971 y donada por el Gobierno de Taiwan- y que de noche sorprende con sus luces de neón multicolores, es el ingreso a ese pequeño mundo de inciensos, tofu, dragones, librerías, chifas, caminantes apurados, vendedores y viejos comerciantes que están sentados en sus calles como tomando té chino. Lo que se conoce como el “Chinatown” de Lima, que abarca la calle Capón (cuadras 7 y 8 ) y los jirones Andahuaylas (cuadras 7 y 8), Paruro (cuadras 7,8 y 9) y Huanta (cuadra 9).

La verdad que este lugar era la atracción como abejas al panal de la gente de billete de antaño. Aquí funcionaba los mejores chifas de la ciudad, siendo los más conocidos el Ton Qui Sen, San Joy Lao, Men Yu, Kuong Tong y Tong Po. Eso hace cuatro décadas. Hoy, el Barrio Chino va reencontrando el esplendor de antaño. Nuevamente se puede caminar por sus calles sin temor a ser atropellado por el ejército de vendedores ambulantes que se habían apoderado de sus veredas. Nuevamente se puede disfrutar de los salones de té ubicados en la calle Capón y de los chifas del jirón Paruro.

A paso lento podemos ver en sus distintas vitrinas los chifas y bodegas pollos asados, patos, salchichas chinas, bocaditos chinos, dulces y salados. Todo nos jala la vista. Hay numerosas bodegas, incluso hay dos supermarket (en la calle Paruro) llenos de productos llegados de oriente, encontramos espadas y esculturas imponentes. Hay de todo, desde platos, palitos chinos, accesorios para chifas, lámparas, sandalias, vestidos, revistas, hasta sopas instantáneas, fideos , salsas, huevos de mil años, periódicos chinos y hasta descendientes de Confucio que nos leen la suerte.
Capon 03 Un poco de historia


Capón nació en el siglo XIX, de los auténticos comerciantes chinos que descienden de los antiguos ‘coolíes’ que llegaron a Perú a trabajar en las haciendas. Despúes de terminar su contrato laboral alquilaron un lugarcito en el hoy llamado barrio chino. Y desde ahí se multiplicaron como hongos. Vendieron, abrieron bodegas, cocinaron. Se quedaron y formaron el asentamiento de cantoneses más importante del país.

Pero es recién a partir del año 50 que se puede hablar de un Barrio Chino en Lima. Por aquellos días nace la calle Capón, que se hizo famosa por sus chifas, que cocinaban comidas típicas de las provincias de Guangdon (Cantón), Sichuán y Pekín, lugares de los que provenían la mayoría de los inmigrantes, quienes preparaban sus riquísimos y exóticos platos, con especias como la pimienta sichuán y el chempi, entre otros.
Capon 04 propósito, el Chifa, nuestro plato de bandera el cual se ha convertido en uno de los principales manjares de nuestra gastronomía y de exportación, nació del argot popular. Los chinos en realidad decían “chi fan”, que quiere decir “comer arroz”; cuando se referían precisamente al acto de comer en sí. Luego, dicha expresión fue castellanizada por nuestros mestizos y lo demás es historia muy grata. Así nació el Chifa de la Calle Capón.

Pero, ¿por qué Capón? Cualquiera pensaría que el origen data en referencia a alguna palabra china. Pero no es así. Ese nombre surgió cuando recién llegaron los chinos al Perú, y según los cronistas, al reunirse en sus callejones donde vendían sus alimentos, ellos ‘capaban’ al chancho (el cerdo), porque si no su carne olía a orina.
Capon 05 Actualmente, en el Barrio Chino, funciona la Sociedad de Beneficencia China, circulan dos periódicos chinos; La Voz de la Colonia China y el Man Chin Po, el diario chino más antiguo de América. También hay tres templos: el ‘Ku Kun Chaou’, el ‘Pun Yi’ y el ‘Y Chin’, donde se lee el antiguo oráculo chino y se dan clases de artes marciales.

Nuestra Calle Capón, enclavado en el mítico barrio chino de antaño, hoy se sigue adaptando a la modernidad y al gusto peruano. Y si nuestro famoso novelista, Ricardo Palma, escribió hace 140 años que el Perú es un país donde todo el mundo tiene algo de inca o de mandinga, podemos agregar que  nosotros tenemos algo de inca (de indio), de mandinga (de negro) y algo de chino. Recordemos que Lima, es la segunda ciudad en el mundo, donde se concentra la mayor cantidad de ciudadanos chinos y sus descendientes, pues la primera es San Francisco, en los Estados Unidos.

Escrito por: Pedro Orrego Arias

VIDEOS SOBRE EL BARRIO CHINO EN PERU

[tubepress mode=”playlist” playlistValue=”PLnB4G8zTYH8oF8PCyW0ivYS_pOpaR4QvB” ‘]

Comentarios

NO SE PERMITE EL PROMOCIONAR SERVICIOS O PRODUCTOS EN LOS COMENTARIOS.. Si deseas poner un anuncio, consulta nuestras opciones publicitarias. Si esta interesado ser un columnista Contáctenos.


Para hacer un comentario, llena tus datos a continuación.