Top

TURISMO EN LURIN: NO SÓLO DE CHICHARRONES VIVE EL LIMEÑO

Recomendar este artículo






Enviar a un amigo (Send to A Friend)

Chicharron Lurin
Si aquel axioma bíblico señala que “no solo de pan vive el hombre”, es una bendición que a tan sólo 25 minutos de Lima se encuentre Lurín, un poblado donde no solo se ofrece buenos chicharrones. De un tiempo a esta parte se ha convertido en el foco de interés gastronómico, de aventura y, por cierto, con sabor a historia con el impresionante templo de Pachacamac.



Es el valle del río Lurín, la última reserva verde de una capital encementada y la gran posibilidad de recreación y destino turístico aún por descubrir.

A pesar de estar tan cerca de la capital, pocos limeños conocen los secretos de Lurín y Pachacamac. Los chicharrones y los caballos de paso, por ejemplo, no son el único atractivo de Lurín; su importancia radica en ser una de las despensas de alimentos más importantes de la capital así como de haber albergado uno de los poblados permanentes más antiguos del periodo preincaico. También el valle tiene una variedad de pueblos, ecosistemas y sitios arqueológicos, cuyas comunidades están aprendiendo a ver en el turismo un complemento de sus actividades productivas tradicionales para mejorar su calidad de vida.

Ruinas de Pachacamac Algo de Historia de Lurín

En la década de 1970 la arqueóloga peruana Josefina Ramos Cox dirigió excavaciones en la zona de Tablada de Lurín, al sur de Lima, encontrando restos de viviendas semisubterráneas con restos óseos y basurales que fechó en 4000 años a.c. aproximadamente. En este lugar, además, la arqueóloga encontró los restos del niño más antiguo del Perú, con un fechado de más de 9 mil años.

Pero, la “vedette” arqueológica del valle es Pachacamac. Este centro ceremonial, con 200 hectáreas de extensión, fue un gran centro de peregrinación, donde convergían, con sus ofrendas, pobladores de toda la costa del Perú.  Los cronistas españoles del siglo XVI coinciden en afirmar que Pachacamac (“el hacedor del mundo”) era la divinidad más importante de la costa peruana.

Ruinas de Pachacamac Aqui destaca el Templo del Sol que se encuentra en la parte más alta de la ciudadela donde aún se conserva sus hornacinas que, a primera vista, parecen asientos, pero, según algunos arqueólogos, era para poner los ídolos de sus dioses y, luego, celebrar un ritual. Pero la parte más sugerente o vistosa, la constituye el Acllawasi, que se restauró en los tiempos que Tello trabajó en la ciudadela (década de 1940), que son corredores de adobe y tierra, con un patio enorme y una construcción de dos pisos, rodeada de cuatro puquiales, que dan una idea de lo majestuosos que habría sido en su época este “Palacio de las Escogidas”. Allí vivían, por ejemplo, hijas de curacas, ejercitándose en labores de artesanía, de tejido, preparación de chicha, etc.

Durante el Virreinato, el valle de Lurín se consolidó como una de las despensas de Lima. Su población se dedicaba, básicamente, al cultivo de frutas, entre ellas la vid, a la fabricación de vinos y a la pesca en sus playas. La población elevó su categoría a distrito en 1857, durante el segundo mandato del mariscal Castilla.  Hoy en día, el valle de Lurín produce 42 mil toneladas de alimentos al año y cuenta con alrededor de 12 mil cabezas de ganado.

Lurin Turismo de Aventura en Lurín

Si bien es cierto la capital es conocida como “Lima, la Horrible”, Lurín en cambio ofrece sus tan preciados rayitos de sol, sobre todo en esta época del año, cuando todavía no nos acostumbramos a los días grises de la ciudad. Si lo suyo es la adrenalina, aquí hay varias rutas para ponerse en forma y admirar las lomas durante la temporada verde, que va de junio a noviembre. La geografía de estos valles permite realizar variados deportes al aire libre. En las Lomas del Lúcumo hay un circuito ecoturístico organizado por la comunidad de Quebrada Verde que incluye cinco kilómetros de senderos donde en una tranquila caminata podrá ver desde pinturas rupestres hasta vizcachas y flores propias de este ecosistema, como la flor de Amancaes.

Cabe destacar que en el valle de Lurín se concentra el mayor número de criaderos de caballos de paso peruanos y está ubicado también el fundo Mamacona, que tiene la infraestructura para recibir a turistas, así como visitar el coliseo de gallos más grande del Perú y la segunda plaza de toros más importante de Lima. Lurin

Y si es amante del mar y la fauna marina, la Isla de San Pedro, aproximadamente a 300 metros de la playa del mismo nombre, es el punto perfecto pare realizar un breve recorrido en lancha y observar focas y lobos marinos que son un espectáculo para los asistentes, así como disfrutar de más de 15 kilómetros de playas las mismas que antes no eran de acceso público, ideal para la práctica del surfing en época de invierno.

Claro, a estas altura el hambre apremia con tantas caminatas, y Lurín cuenta con un abanico de opciones gastronómicas que van mucho más allá del exquisito y clásico chicharrón peruano acompañados de su camote frito y tamales caseros. Tenemos también la carapulca, la pachamanca, los pescados, mariscos, sopas caseras, chicha de jora, anisados, parrillas de carnero o pollos a la brasa que siempre caen bien.

Futuro de Lurín

A juicio de las autoridades locales, este distrito de Lurín quiere convertirse en ‘la nueva Asia’del sur de Lima. Para ello el municipio está implementando todo un proyecto turístico para mejorar las vías, mejorar el ornato público y la generación de una oferta turística atrayente en hoteles, restaurantes y discotecas. Como vemos, estos valles esperan al visitante con distintas actividades, con un paisaje hermoso como marco y con la mesa bien servida.

 

Lurin Cómo llegar: Para ir hacia Lurín y Pachacámac hay que tomar la salida 25A de la Panamericana Sur que está en el ingreso a la Panamericana antigua por la refinería Conchán.

Complejo de Pachacámac: Antigua Panamericana Sur k 31. Horario: lunes a domingo de 9 a.m. a 5 p.m. Entrada : 3 soles.

Calendario turístico :

Fiesta de la Virgen del Rosario : Del 1 al 5 de Octubre.

Festival de la Fresa : Se desarrolla el 9 de octubre en el poblado de Antioquía.

Feria agroecológica : Todos los domingos en el puente Cieneguilla.

Escrito por: Pedro Orrego Arias

Comentarios

NO SE PERMITE EL PROMOCIONAR SERVICIOS O PRODUCTOS EN LOS COMENTARIOS.. Si deseas poner un anuncio, consulta nuestras opciones publicitarias. Si esta interesado ser un columnista Contáctenos.


Para hacer un comentario, llena tus datos a continuación.