Top

HACIENDO NEGOCIOS CON NUESTROS FAMILIARES EN EL EXTRANJERO Y EN EL PERU

Recomendar este artículo






Enviar a un amigo (Send to A Friend)

Dinero Haciendo Negocios con nuestros familiares en el extranjero y en el Perú.

Todos tenemos algún familiar y/o amigo en el extranjero. Pero muy pocos, a nivel individual o familiar –y tampoco a nivel de gestión pública–, han reparado en que aquel primo que tenemos en Argentina, aquel tío que vive en Estados Unidos o aquel amigo que trabaja en España puede ser también un aliado comercial que nos ayude a generar empresa y a poner en valor los tan cotizados productos peruanos.

Marita Urquiaga (38) vive en Los Olivos (zona norte de Lima) y ha sentido en carne propia el dolor de crecer sin su mamá al lado, ya que ella tuvo que dejar el país en la época del terrorismo y la crisis económica nacional. Sin embargo y a pesar de todo, Marita se llena de esperanzas y nos dice: “Ahora se viven tiempos nuevos y de más oportunidades. Nadie se hubiese imaginado en la época que mi mamá se fue, que el Perú estaría en una situación tan expectante como ahora, con productos peruanos que dan la vuelta al mundo y son la admiración de todos.”

Y es que en el extranjero actualmente radican aproximadamente dos millones y medio de peruanos, que remesan hacia nuestro país alrededor de 3,500 millones de dólares. Esta enorme cantidad de connacionales dispersados por todo el mundo, ya se encuentran afincados y adheridos a sus culturas adoptivas, y conocen de cerca los gustos, preferencias, capacidad de consumo y expectativas del consumidor local. Ello, sumado al hecho de que en nuestro país hay una cantidad similar de Micro Y Pequeñas Empresas, batallando día a día por lograr mayores ventas que les permita seguir creciendo y desarrollarse a un nivel superior en la escala empresarial, significan una gigantesca oportunidad que debe ser aprovechada y explotada.

Dinero Pero, ¿qué debe caracterizar a esta alianza entre los peruanos que viven en el Perú y los que emigraron al extranjero? Acá podemos consignar algunos postulados al respecto:

Lleva el Perú en tu corazón: Un factor fundamental en esta alianza es el “motor” que lleva cada peruano como motivación, no sólo para degustar y valorar los buenos productos que tenemos, sino también el orgullo y afinidad como emprendedor en poder mostrar lo nuestro en nuevos mercados, donde nuestros productos aún no se conocen bien –y donde, por lo tanto, no hay mayor competencia.

Los peruanos como integrantes de nuevos mercados: El peruano afincado en el extranjero –si bien mantiene siempre una relación de nostalgia por lo nuestro– se encuentra integrado al país que lo acogió, y en esa medida forma parte de estos nuevos mercados más sofisticados, más exigentes, y con características particulares según la cultura, clima, geografía y gustos de cada localidad en el mundo. Esto genera preferencias muy concretas y especiales en cuanto a necesidades de productos, estacionalidad, cantidad de demanda, presentación del producto y calidad según cada localidad.

Del mismo modo, de manera directa y/o indirecta, se convierte en algo así como un broker comercial. Tiene acceso no solo a nuevos mercados de consumidores, sino a nuevos y potenciales inversionistas o emprendedores en nuevos lugares, interesados en adquirir o comercializar productos peruanos.

Vale un Perú: Otra característica atractiva de esta alianza debe ser la de contar con un producto de alto margen. Los productos peruanos, además de la gran calidad en algunos de ellos como el pisco, son de un alto margen y su costo de producción permite su obtención de manera rápida y segura.

Por ejemplo, Carmen Gutiérrez (43) nos cuenta: “Yo viajo dos veces al año al Perú para llevarme objetos de alpaca. Compro chalinas que me cuestan alrededor de cinco a ochos nuevos soles, y las puedo llegar a vender en Europa en veinte a cuarenta euros (ochenta a ciento sesenta nuevos soles)”

La confianza lo es todo: Otro factor fundamental en esta alianza debe ser la relación de confianza y familiaridad entre nuestros parientes y amigos en el extranjero, y nosotros dentro del país. No es un secreto que la confianza es la clave en los negocios, y en estos casos muchas veces es de primer nivel, sólo que no se la ha utilizado para emprender alternativas de negocio o empresa. Sin embargo, no todo es color de rosa en esta potencial alianza, pues se han detectado factores que limitan la capacidad de emprendimiento o que restringen esta alianza con nuestros familiares en el exterior.

b098ab88906f45a1e15d985d81cf9074 Las remesas como medio de subsistencia: Si bien es cierto el volumen global de remesas es bastante significativo, a nivel individual en muchos de los casos se trata de montos básicos con fines de subsistencia familiar, siendo por tanto insuficiente como excedente para ser utilizado como capital de trabajo. Sin embargo, puede ser utilizado como herramienta de financiamiento para poder acceder a un capital de trabajo interesante. Son cada vez mas las entidades financieras que se encuentran prestando atención a esta importante fuente de recursos.

Regulaciones de comercio internacional: Las regulaciones para el comercio entre países no sólo se encuentran gravadas con un costo tributario de aduanas y de transporte sino que encuentran diversas regulaciones, especialmente las vinculadas a temas de salubridad de los productos perecibles. Adicionalmente a ello debemos sumarle el desconocimiento de los procedimientos de exportación e importación, los riesgos de pérdida o deterioro de la mercancía, todo lo que representa una muralla infranqueable cuando se trata de cosas completamente desconocidas para el común de las personas, lo que restringe las operaciones a empresas con un determinado nivel de desarrollo y que se encuentren en la capacidad del conocimiento y financiamiento para costear las certificaciones y permisos requeridos.

Carencia de herramientas empresariales del emprendedor en el extranjero: Si bien los peruanos en el exterior pueden guardar todo el cariño y valorar nuestros productos, así como llegar a apreciar una oportunidad en el mercado de la localidad donde residen, no todos tienen el conocimiento para poder evaluar correctamente el mercado ni conocen las regulaciones de importación, lo que puede ser una barrera tanto para el residente dentro del país como para el que vive afuera.

Siendo concientes de esta potencialidad, pero también de las restricciones que se presentan, los ahora  fundadores de PROMYPEX (Cámara de Promoción de las Micro y Pequeña Empresa y los Peruanos en el exterior) de manera exitosa propusieron en 2003 al Congreso de la República la necesidad de que el Estado promueva y fomente esta articulación comercial con el apoyo de las instituciones públicas. Es así que esta alianza natural entre los peruanos y sus familiares en el extranjero se encuentra ya presente en el artículo 23 de  la Ley de MYPES, al señalar que: El Estado promueve el crecimiento, diversificación y consolidación de las exportaciones directas e indirectas de las Mype […] en coordinación con otras entidades públicas y privadas”

“El Ministerio de Relaciones Exteriores promueve alianzas estratégicas entre las MYPE y los peruanos residentes en el extranjero para crear un sistema de intermediación que articule la oferta de este sector con los mercados internacionales”.

remesas Sin embargo,  desde su nacimiento por falta de cumplimiento de las entidades involucradas, pero especialmente por falta de coordinación y estructuración de un Programa que desarrolle los componentes de este sistema de articulación, esta iniciativa convertida en norma fue letra muerta hasta fines de 2006.

A fines de 2006 PROMPYME, entidad del Sector Público, decide –a iniciativa de su Sub Director Ejecutivo, Licenciado Daniel Hermoza Negreiros– lanzar el Programa PEX, con el propósito de generar un Sistema de Articulación comercial entre los peruanos radicados en el Perú y sus familiares en el exterior.

El Doctor Aldo Polack Cavassa, consultor encargado de desarrollar los componentes del Programa PEX nos cuenta: “La norma contenida en la Ley de MYPES requería de una estructuración y coordinación entre instituciones y el desarrollo de unos componentes que le den contenido al Programa. El interés fue masivo y de todos los actores involucrados, recibimos miles de correos electrónicos tanto de peruanos en el exterior, como de personas asentados en el Perú y de empresas proveedoras, con el fin de hacer negocios directamente, realizar pedidos, o de manera indirecta como brokers, consiguiendo compradores en el exterior para productos peruanos.”

El Programa PEX se pudo desarrollar tan solo como un piloto por breves meses demostrando su potencial e impacto, lamentablemente la desaparición de PROMPYME frustró su existencia.

remesas-familiares Ahora la Cámara de Promoción de las MYPES y Peruanos en el exterior (PROMYPEX) ha tomado la posta y se encuentra lanzando un programa similar, pero ahora desde el sector privado.

Esta Cámara se encuentra constituida por diversas personalidades involucradas, tanto en lo académico como lo empresarial, en cultivar y promover esta relación comercial entre los peruanos en el país y los que se encuentran en el exterior.

Desde luego, las remesas, como herramienta de capital, cumplen un rol fundamental en esta tarea.

Dr. Aldo Polack Escrito por:

Dr. Aldo Polack Cavassa
Abogado y Administrador de Empresas
Calle Los Halcones No 176. San Isidro Lima Perú.
Telef: 0051 421 5067
aldopolack@hotmail.com
www.pca.pe

Comentarios

NO SE PERMITE EL PROMOCIONAR SERVICIOS O PRODUCTOS EN LOS COMENTARIOS.. Si deseas poner un anuncio, consulta nuestras opciones publicitarias. Si esta interesado ser un columnista Contáctenos.


Para hacer un comentario, llena tus datos a continuación.