Top

PURUCHUCO

Recomendar este artículo






Enviar a un amigo (Send to A Friend)

Puruchuco es uno de los más bellos edificios de nuestro pasado prehispánico y uno de los mejor conservados. Se ubica actualmente en el distrito de Ate-Vitarte en Lima – Perú. Fue construido en tiempo de los Incas (1450 – 1532 d.C.). Conocido como “El Palacio”, fue usado como residencia y audiencia del curaca de esa zona y de su familia.

Puruchuco es una palabra quechua que significa “casco emplumado”, “sombrero de plumas” o algo semejante. El cronista Pedro Cieza de León escribió en su obra “Del Señorío de los Incas” en el capítulo VII, al describir la vestimenta de un joven que participaba en una ceremonia de iniciación de la pubertad lo siguiente: “(…) y encima se ponían un bonete de plumas cosido como diadema, que ellos llamaban puruchuco (…)”. Este nombre aparece también en la toponimia del departamento de Lima en otros dos lugares: en Canta y en el distrito de Ate, este último con una pequeña variante Puruchuca.

CEMENTERIO DE PURUCHUCO

Constituye el segundo cementerio más grande y el de mayor enterramiento en un mismo periodo (1480-1535), reconocido mundialmente pues fueron halladas más de 2200 momias incas. Estos fardos se encontraban en posición fetal, acompañados de diversos objetos de uso personal, ofrendas cerámicas como keros y alimentos como maíz, papa, carne de camélido, etc. Este grupo de momias que están siendo estudiadas en Lima y Canadá, revelan la existencia de singulares personajes como “El Rey del Algodón”, noble inca cubierto por capas de algodón sin procesar acompañado de un niño, además de cerámicos, piel de animal y maíz. “Falsas Cabezas” es un inmenso fardo funerario que contiene en su interior varios cuerpos en posición fetal. Su nombre se debe a que presenta una falsa cabeza en la parte externa, hecha a base de algodón.

El Palacio Puruchuco

Subiendo hacia la sierra, al este de Lima, se halla Puruchuco, palacio de un curaca que gobernó sobre una porción de la margen izquierda del río Rímac poco antes y durante el establecimiento de los Incas en el valle.

Es una edificación perteneciente al periodo Inca, construido con adobes rectangulares. Exhibe una planta cuadrangular definida por un grueso muro de 4 metros de altura y 60 centímetros de ancho, así como una serie de salas, patios y corredores coherentemente articulados en su interior, unos de carácter público y otros más bien privados.

Se cree que pudo ser un centro administrativo de algún funcionario Inca dedicado a vigilar la producción de esta zona.

A la entrada del lugar, podemos acceder al Museo de Sitio, y apreciar interesantes piezas encontradas en el lugar. Sobresale la Sala Principal o Permanente, en donde se exhiben los objetos más relevantes de las excavaciones realizadas, como vasijas, keros, cántaros, entre otros ceramios, y una extraordinaria muestra de un fardo funerario junto al grupo de ofrendas.

También existe una representación de cómo se realizaban los entierros, con fotografías y las explicaciones que nos ayudan a ubicarnos en la historia.

Comentarios

NO SE PERMITE EL PROMOCIONAR SERVICIOS O PRODUCTOS EN LOS COMENTARIOS.. Si deseas poner un anuncio, consulta nuestras opciones publicitarias. Si esta interesado ser un columnista Contáctenos.


Para hacer un comentario, llena tus datos a continuación.