Top

PELO MADUEÑO: LA FAMA ES UNA CONSECUENCIA DE INVERTIR EN PUBLICIDAD, NADA MÁS

Recomendar este artículo






Enviar a un amigo (Send to A Friend)

Pelo Madueño Poeta, maldito y loco, Pelo Madueño es el estandarte más visible del underground limeño que revuelve el rock, la trova, el  jazz, la calle y la bohemia en sus fibras creadoras que lo salvan de ser un artista pop.  Con su desentonada inconciencia  y su poderoso estilo de ser único, “Pelo” habla sin pelos en la lengua en esta entrevista.

Cantautor peruano ensaya inspirado en el poeta Benedetti su vocación de rockero

¿Qué lo llevó a formar parte de una banda como Narcosis en sus inicios en la música?
Mi ermitaña adolescencia, mi interés por lo alternativo y por otro lado la casualidad. Terminé sin buscarlo, tocando la batería con ellos.

¿Era un chico problema?
Supongo que sí, para mi familia, específicamente. Cualquier chico que se cuestione en exceso lo será. Es una cuestión creo de sensibilidad que te hace tirar para un espacio singular y algo oscuro, sobre todo en una sociedad latina con esa educación.

¿Qué le molestaba en ese entonces de su entorno?
Me sentía más bien incómodo con mi vida “normal”, por decirlo de alguna manera. Era un adolescente que encontró un canal de fuga en el punk, pero que vivía en un entorno burgués, estaba como disociado. Una locura.

¿Era públicamente un Punk?
Si pues, qué vamos a hacer. Tocaba en una banda punk, llevaba los pelos parados, actitud pasota, ropa rota y vestía botas y cueros. Tecnocumbia no era…

¿Se lo creía realmente o era solo por moda?
Es que lo mío era más que todo romanticismo y lo romántico pertenece a una tercera realidad. Ni a la verdad, ni a la mentira.

¿Cómo describe una de sus mejores noches tocando con Narcosis?
Bueno, en ese momento eran donde haya alcohol, drogas, movimiento, descontrol… ja, no recomiendo a nadie esa juventud estimado amigo.

¿Hay algo que actualmente desee que no tiene y si tuvo con Narcosis?
He pasado por muchas vidas ya, es un poco absurdo hoy preguntarme eso. Era un niño y hoy un adulto. Soy otro, pienso y me siento distinto… además nunca comparo las etapas, todo es diferente y cada cosa ofrece lo suyo, en lo malo y en lo bueno.

Pelo Madueño ¿Por qué dejó de ser baterista para ser cantante?
No he dejado de ser baterista.

¿Tenia la necesidad de estar en una posición estelar?
Sí, pero astrológicamente hablando.

Leí que alguna vez en la época de Narcosis estaba debajo de un escenario en un “pase de vueltas” ¿consumía muchas drogas?
Consumía algunas pero básicamente trago purol.

¿Ahora lo hace?
No, ahora lo mezclo con otras bebidas. Soy un bebedor fino.

¿Es cierto que motivan la creatividad?
No lo sé, nunca las usé para crear, no las necesito. Motivan la autodestrucción, eso si sé.


¿Cree que se deben legalizar?
No, pero creo que deberían en todo caso prohibir también el alcohol, el tabaco, algunos medicamentos y abolir la iglesia, los programas concurso y el servicio militar.

¿Ha creado canciones bajo los efectos de alguna droga?
Si pero hace muchísimos años y por casualidad. No es algo que busque o me suceda. Uso la droga de la inspiración y la atención.

¿Cuántas veces le han dicho fumón?
Creo que nunca se han referido a mí con ese bello adjetivo descriptivo. La gente simplemente no me hablaba.

¿Como explica que una canción tan trasgresora como Mala Sangre haya sido un hit radial?
Ah… allí está la mano pues. Eso demuestra que no todo está perdido en nuestro país, se puede llegar a dar mensajes con una buena canción. Soy un hombre de fe y creo que aunque todo indique lo contrario, nuestra gente puede llegar a ser un poco más crítica con sus propios cánceres: educación, televisión, instituciones…

Pelo Madueño La Liga del Sueño llegó a ser una banda muy popular y con mucha difusión en radios. Sin embargo, de un momento a otro desapareció de Lima, ¿el éxito de su grupo fue inconsistente?
Sucede que un artista no debe nunca intentar llevar su propia carrera, fallará una y mil veces.  Y eso es lo que hacíamos una y otra vez porque casi nadie entendía lo que éramos y lo que queríamos y fue muy difícil encontrar a ese socio que se ocupe de representar y negociar a la banda. A pesar de eso, nos iba bastante bien.

¿Por qué se fue a España, de qué huyó?
No fue un viaje de huida, sino más bien de encuentro, de uno personal y otro profesional.

¿Sintió que había perdido una batalla?
Puede ser quizás a nivel inconsciente, pero mi viaje fue básicamente por lo que digo, añadiendo un gran ingrediente de aburrimiento cultural y otro tanto de cansancio social.

¿Qué fue lo primero que hizo cuando llegó a España?
Tomarme una cerveza e ir a un festival de música esa misma noche.

¿Qué tipo de empleos tuvo?
Empleos normales, nada musicales.

¿Cómo soportó al principio no poder hacer música en ese país?
Bueno, siempre tenía el estudio en casa e iba grabando y haciendo cosas y por otro lado, no lamenté alejarme del escenario porque vivía entonces una vida ya bastante bohemia… es lo que tiene Madrid, mucha calle, mucho contacto con gente enrollada, artista y hace que vivas la música de otro modo, de un modo mucho más bohemio, en contacto con la calle, con la ciudad. No pensaba en mi “carrera”, pensaba en vivir un lugar y una cultura del modo en el que se presentase. Otro tipo de contacto. En Lima por ejemplo no te queda más opción que hacer una burbuja y meter allí a tus elegidos y yo necesitaba romper con eso. Disfruté mucho esa España de primeros años.

¿Cómo se involucró musicalmente con Joaquín Sabina?
A través de amigos.

¿Realizaría más duetos con él?
Si claro, pero nunca he pensado en eso. Creo que lo que pasó fue en su momento y fue genial, aunque él es un gran amigo y todo lo que haga con él siempre será placentero.

¿Cuáles fueron exactamente las “restricciones editoriales que impidieron que incluya el tema No te Salves en su nuevo disco?
La editorial se opuso a su publicación aludiendo a que el poema de Benedetti ya había sido musicalizado y publicado. Son cosas normales en ese negocio.

Hay que hacer de vez en cuando una concesión…
Si claro, sobre todo si se trata de transmisión de contenidos al nivel de ese poema. Pero a veces te topas justo con el funcionario de la editorial y se acabó.

Pelo Madueño ¿Qué lo impulsó a titular su disco bajo el nombre No te Salves?
La analogía que representó frente a la dirección de mi trabajo en ese momento, de no salvarme y hacer lo que me dictaba la voz artística e intuición. Luego el nombre muestra una continuidad casual con mi título anterior “Ciudad naufragio”.

¿Se siente muy identificado con el poeta Mario Benedetti?
Tanto como cualquier persona sensible y medianamente inconformista.

¿Le gusta luchar contra la corriente?
No es algo que ame, porque exige mucho rigor, pero es de hecho más verdadero y divertido que estar con ella. Y yo me siento mucho mejor cerca de una verdad que de cien mentiras.

The Lovecats, Pelo y La Secta ¿es muy inquieto artísticamente?
Si. Me mantengo en un nivel al 50% ilusorio todo el tiempo. Psicológicamente es considerado un problema grave al que yo intento sacarle provecho y hacerlo productivo.

¿Se siente un artista famoso?
No es algo que yo sienta, es algo que constatas día a día en la calle. La fama es una consecuencia de invertir en publicidad, es como la Coca Cola. Nada más.

Yo creo que usted es un artista underground que juega a ser una figura del “Star System” limeño…
Un poco si, pero es lo que me toca. Lo que sucede es que creo que los medios me encuentran diferente a los rockeros o músicos populares habituales, y encuentran también diferente el feeling de mi propuesta frente a la de los demás. Allí es que les caigo en gracia y me colocan en un lugar que además agradezco, porque es de alguna manera un reconocimiento a mi presencia en la música popular.

¿Debe ser una tarea muy difícil tratar de ser políticamente correcto?
No es difícil, todo el mundo lo hace, pero es algo que rechazo en la medida de lo posible, porque no es mi negocio y tampoco tengo que jugar al chico bueno. Creo en el arte como elemento de creación, de innovación y eso encierra siempre ruptura y algo o mucho de incorrección política.

En una conversación de bar con un conocido músico llegamos por así decirlo a la conclusión de que simbólicamente su carrera artística representa “la gloria de los perdedores” ¿qué puede decir al respecto?
Que me suena a antihéroe y a mucho romanticismo. Acepto.

Portada: No Te Salves (Pelo Madueño) Pelo Madueño / No te salves
Naufragio Music / Phantom Music 2008

Alejado del divertimento sonoro que está obligado a ofrecer todo artista que pretende consolidar una carrera musical dentro de la industria, No te Salves se presenta como el Lado B del Long Play que no ostenta mayor reventada de cuetes pero que guarda en sus pistas un suculento sancochado listo para ser devorado. La aventura empieza con el personaje de Pelo Madueño en una historia de amor, horror, pasión y muerte, donde con cara de más trasnochado y con mayor tufo a resaca, logra en definitiva saltar la valla del pop para entregar melodías llenas de atmósferas que transitan por el Jazz, el Rockabilly y la balada rock de fácil convivencia con el estilo Cantautor. Es hora y No hay estrellas en el mar juegan a singles que sintonizan muy bien con soberbias piezas como Romántico y Ninfómana, Luna de miel, Dónde y Deportación, obras que sin lugar a cuestionamientos logran superar conceptualmente los mejores años mozos del responsable en tiempos de La Liga del Sueño.

Escrito por: Carlos Huamán

Comentarios

NO SE PERMITE EL PROMOCIONAR SERVICIOS O PRODUCTOS EN LOS COMENTARIOS.. Si deseas poner un anuncio, consulta nuestras opciones publicitarias. Si esta interesado ser un columnista Contáctenos.


Para hacer un comentario, llena tus datos a continuación.