Top

PLAN DE NEGOCIOS: PLANEAMIENTO EN EMPRESAS LATINAS

Recomendar este artículo






Enviar a un amigo (Send to A Friend)

1574R-01202
Los empresarios hoy por hoy son los impulsores y catalizadores del cambio en el mundo actual de los negocios. Se les considera pensadores independientes porque se arriesgan a ser diferentes en un contexto de sucesos comunes.

Durante los últimos años, el número de nuevas empresas ha alcanzado un nivel sin precedentes. Sólo en Estados Unidos surgen cerca de 500 mil empresas nuevas cada año. Esto se traduce en aproximadamente 1,500 negocios que diariamente abren sus puertas por primera vez.

Certificado de Patente Además, también afloran en números récord las ideas para nuevos negocios potenciales. La Oficina de Patentes de Estados Unidos revisa un promedio de 10 mil solicitudes cada mes.

Al margen de la actividad específica a la que se dediquen, los empresarios son considerados como los innovadores de la libre empresa. Muchos de ellos han usado su creatividad para construir compañías multimillonarias, en menos de una década, a partir de negocios que comenzaron débiles. Y lograron esto desarrollando nuevos productos y servicios y asumiendo los riesgos que se asocian con estos proyectos.

Pero también se debe considerar que existe una correlación entre la planeación y el desempeño exitoso en los negocios. De ahí que los pequeños micro negocios necesitan planificar para poder sobrevivir. Sin embargo, aunque la mayoría de los futuros dueños de negocio hace algún esfuerzo en planificación, con frecuencia ésta tiende a ser informal y carente de sistematización.

Creatividad Ahora bien, existen razones por las que la planificación de un empresario necesitará cambiar de un estilo informal a uno formal y sistemático.

En primer lugar está el grado de incertidumbre con el cual se intenta establecer y hacer crecer a un negocio. Con niveles mayores de incertidumbre, los empresarios tienen una necesidad mayor de encarar los retos que se presentan en su negocio; en cambio, una planificación formal provee las herramientas y dirección para afrontar estos cambios.

En segundo lugar está la fuerza de la competencia (en números y calidad) que obliga definitivamente a un nuevo negocio a considerar la importancia de una planificación más sistemática.

La magnitud y tipo de experiencia de un empresario es un factor para optar por la planificación formal. La falta de conocimiento y experiencia adecuada, bien sea tecnológica o de negocios, puede restringir la comprensión del empresario, y por tanto, crear una mayor necesidad de la planificación formal que ayude a determinar su trayectoria futura.

El mayor valor del proceso de planificación es el pensamiento estratégico, y eso depende de usted.

Asesor de Negocios Luis Lazo
Escrito por: Luis Lazo, www.luislazo.net

Luis Lazo es Asesor en Negocios y Finanzas, Director ejecutivo del Centro para el Desarrollo de Negocios Latinos de California. Si Ud. desea más información o ayuda para incorporar su negocio, puede escribir a luislazo@cdnlatinos.com o llamar al 1-877-642-8776.

Bottom