Top

EL TURISMO MÉDICO EN EL PERÚ: SALUD SIN FRONTERAS

Recomendar este artículo






Enviar a un amigo (Send to A Friend)

Turismo Médico ¿Cirugía plástica en Lima, implantes dentales en Barranquilla y operación de caderas en Río de Janeiro? ¿Qué tienen en común estas tres ciudades latinoamericanas? Pues, que son destinos obligados para miles de estadounidenses que están buscando atención médica fuera del país ante la falta de seguros médicos y el alto costo de los cuidados de salud.

Para nadie es un secreto el dineral que significa atenderse en los Estados Unidos. En el sur de la Florida, a pesar que tenemos un hospital público de acceso a los de menos recursos, como es el Jackson Hospital, las cuentas también son altas para los que no tiene seguro médico. Supe de un amigo que  tuvo una caída fracturándose la muñeca. Lo llevaron a dicho hospital; le dieron unos calmantes, le colocaron un yeso y lo mandaron a su casa. Un mes más tarde le llegó una cuenta de 1,800 dólares más 300 de los verdes por el uso de una ambulancia privada.

Liposucción ¿Y ni qué hablar en hospitales y clínicas privadas. Nadie cuenta con las cifras exactas, pero la Medical Tourism Association (MTA), con sede en West Palm Beach, considera que miles de estadounidenses alistan maletas para viajar a Latinoamérica ante los precios más cómodos y una buena atención. Es lo que se denomina “turismo médico”, una de las grandes oportunidades económicas para estos países en convertirse en centros de servicios de salud para millones de estadounidenses

La MTA calcula que alrededor de 180,000 estadounidenses viajan a otros países cada año para que se les practiquen procedimientos médicos como reemplazos de rodilla, operaciones de cadera, chequeos regulares o cirugías dentales. Las razones de este éxodo de pacientes estadounidenses son simples: alrededor de 50 millones de estadounidenses carecen de seguro de salud, y otros 35 millones tienen seguros de salud con insuficiente cobertura. Asimismo, muchos de quienes tienen seguro médico van al exterior para someterse a cirugías cosméticas que no están cubiertas por sus seguros en Estados Unidos.

Menú Médico

Viaje ¿Los números hablan por sí solos: aquí un bypass coronario –incluyendo la cirugía y la internación en una habitación privada –cuesta un promedio de $100,000, $27,000 en México y $24,000 en Costa Rica, según las estimaciones de Pacientes sin fronteras. Un reemplazo de cadera cuesta un promedio de $45,000 en EEUU, $11,000 en México y $9,700 en Costa Rica. Un lifting facial cuesta un promedio de $7,200 en Colombia, mientras que en Costa Rica te cuesta $3,100 y $8,550 en México.

Para no ir muy lejos, el costo en Miami para realizar un extenso trabajo dental, que incluye un implante, un tratamiento de canal y la sustitución de empastes, cuesta entre $11,000 y $13,000. En Barranquilla, Colombia, el mismo tratamiento te sale  por $2,000.  Y si de cirugías más complicadas se trata, un “bypass gástrico” que en Fort Lauderdale te cuesta unos 30,000 dólares, en San José, Costa Rica, lo puedes pagar por unos $7,000, sin incluir los costos de viaje, por cierto. A propósito, este país centroamericano está atrayendo, por sí sólo, unos 150,000 turistas de salud por año.

Atención personalizada

Rinoplastia ¿La pregunta de cajón es entonces: ¿Están estos países preparados para ofrecer servicios médicos del primer mundo? Para muchos estudios, la respuesta es un inequívoco sí, con algunas salvedades obvias. Según los expertos en turismo de salud, antes de elegir un hospital extranjero, hay que consultar la lista de hospitales acreditados por la Comisión Conjunta Internacional (JCI), el organismo regulador estadounidense que certifica hospitales extranjeros que cumplen con los estándares norteamericanos. Ya hay varios hospitales brasileños y mexicanos en esa lista.

Entonces, si esto éxodo de pacientes y profesionales de la salud estadounidense está en auge, nuestros médicos y enfermeras deben ofrecen un buen servicio, mucho más personalizado del que se puede encontrar en la mayoría de los hospitales de Estados Unidos. Una buena atención médica con calidez personal será un gran atractivo para millones de turistas de salud norteamericanos, y le podría dar –como ocurre en España– un gran impulso a las economías latinoamericanas.

Escrito por: Pedro Orrego Arias

Comentarios

NO SE PERMITE EL PROMOCIONAR SERVICIOS O PRODUCTOS EN LOS COMENTARIOS.. Si deseas poner un anuncio, consulta nuestras opciones publicitarias. Si esta interesado ser un columnista Contáctenos.


Para hacer un comentario, llena tus datos a continuación.