Top

DIA DE LA MADRE: ENTRE UNA MADRE Y UN HIJO NO EXISTEN DISTANCIAS

Recomendar este artículo






Enviar a un amigo (Send to A Friend)

Dia de la Madre Durante dos décadas, Rosa María había compartido el “Día de la Madre” con toda su familia: su esposo Erick, su hijo mayor Erickson y, eventualmente, el pequeño Aldhair. Este año, sin embargo, será diferente. Un nuevo reto pone a prueba el cariño que une a esta familia sanmiguelina, pero la promesa de un futuro mejor y, sobre todo, la esperanza de un próximo reencuentro, mantienen el cariño de los protagonistas de esta historia a través de los miles de kilómetros que los separan.

¿Por qué viajó su hijo?
Decidió  viajar a los Estados Unidos con la propuesta de ir a trabajar por 3 meses de verano y retornar al Perú para seguir con sus estudios, pero estando allá tomó la decisión de quedarse. Ha sido un poco difícil para nosotros aceptarlo, pero también, al darle esa libertad de irse, sabíamos que existía el riesgo de que tomara la decisión de quedarse.

¿Cómo les informó de su decisión de quedarse en Estados Unidos?
“Mami, yo creo que acá puedo estudiar, tengo la posibilidad de postular a una visa de estudiante. De repente me voy a retrasar un poco, pero el estudio aquí me va a valer mucho más que regresar a Perú”, me dijo.  Creo que ese es su nuevo objetivo.

¿En que trabaja  Erickson?
Escogió ayudante de cocina. Bueno, se encarga de ingresar los platos en la máquina de lavado, secarlos y ponerlos limpios en otro lugar. Ha sido un poco pesado al comienzo porque tenía que usar guantes,  llegó a quemarse  las manos con el vapor. Pero poco a poco se fue acostumbrando al ritmo, por lo que me cuenta el trabajo era para personas un poco más bajas que él que mide casi 1.90 m, entonces tenía que agacharse y le dolía la espalda, pero se fue acostumbrando y adaptando, incluso estuvo haciendo overtime, trabajaba hasta 16 horas para poder tener un poco más de dinero.

¿Cuál es el principal objetivo de Erickson al quedarse?
Él quiere de todas maneras seguir estudiando, ya en estos momentos debería estar más de 1 mes estudiando en la universidad y a veces me dice “mami, extraño agarrar un libro”, eso es lo que yo siempre le aconsejo como mamá.

¿Qué expectativas tiene?
Ve muchas cosas, muchas posibilidades de estudiar, porque se ha dado cuenta de que muchas de las personas que están allá, que son de muchas culturas,  no saben aprovechar lo que es el estudio. Entonces me dice “mamá, yo puedo hacerlo”. Ese es un reto para él “yo puedo demostrar que puedo estudiar y que puedo hacer las cosas bien”. Allá ha conocido muchas personas, culturas y  emociones que me transmite siempre, me cuenta cada detalle que vive con personas de Malasia, de Rusia y me dice “mamá, me llevo tan bien con todas las personas”.

Esta es la primera vez que Erickson se aleja por tanto tiempo de su familia ¿cómo ha cambiado su relación con él luego de que se ha ido?
No creo que haya cambiado, lo que pasa es que siempre ha sido poco comunicativo en sus cosas personales. Cuando ya las realiza, viene y las dice. Más o menos, yo como mamá siempre intuyo en él las cosas que quiere hacer. Mi esposo me dice “tu andas tratando de indagar lo mínimo de los hijos”, pero no sé si es porque que sea mamá, siento cuando está triste, siento cuando está alegre. Pero en realidad no ha cambiado la relación con nosotros,  siempre me dice “siempre estoy al pendiente de ustedes, siempre pienso en ustedes, y lo que yo haga siempre va a ser por ustedes”. Siempre, al menos todavía nos manifiesta esas cosas.

¿De qué manera se comunican con él?
Estamos usando la Internet y el teléfono. Casualmente no teníamos Internet, pero a raíz de esto nos hemos visto obligados a poner la conexión para comunicarnos y es una manera de aprender, porque, como que yo había dejado un poco de usar la computadora y mi esposo, menos todavía, ahora nos podemos comunicar no sólo con él sino con muchas personas que están en diferentes lugares.

¿Dónde está Erickson ahora?
Está ahora en Turnersville, es un pueblo que queda en New Jersey y luego, el día lunes se va a Florida, a Boynton Beach.

¿Cómo definiría sus sentimientos respecto a que su hijo esté tan lejos y no sepa cuándo volverá a verlo?
Ojalá que no cambie, porque muchas personas dicen que los hijos cambian,  un poco la dureza, la manera fría de vivir los hacen cambiar, pero tengo fe en que el cariño, la enseñanza, la manera como hemos enfocado la vida con ellos creo que quedará marcada y creo que eso va a hacer que la unión se mantenga, mientras nos digamos ese cariño que sentimos, pienso que no va a romperse porque nos quiere mucho, siento que nos quiere mucho, ojalá que no cambie, tengo fe en que no va a pasar eso.

¿Cómo se imagina el reencuentro?
¡Oh, Dios mío! Cómo quisiera… a veces pienso, cómo quisiera que ya hayan pasado los años, porque su proyecto es estar allá 5 años más o menos hasta que pueda arreglar sus documentos, ya me imagino, ya quisiera que hubiesen pasado 5 años para volverlo a tener, porque cuando se fue, algo me decía “Dios mío, él se va a ir y no va a regresar”, por eso me despedí con todas las ganas dándole los mejores consejos, ya más o menos yo sabía que no regresaba. Me dice, “mamá, tienes que vivir tranquila, tienes que estar con mi papá, mi hermano, dedicarte a él, olvídate un poco de mí y dedícate más a mi hermano, pero a veces no se puede, siempre está en mi cabeza, ahí está mi hijo, en la mañana, en la tarde, en la noche, así no me comunique, pero ahí lo tengo, igualito que a mi esposo. A veces mi esposo me llama al mediodía y me pregunta ¿te comunicaste con Erickson?, él piensa que en la mañana hemos hablado. Yo le digo “sí, bueno, hoy día no me ha llamado, más tarde voy a entrar”, pero así está, como si fuera una persona que está aquí, pienso que está aquí todo el día.

¿Cómo se imagina su primer Día de la Madre sin Erickson?
Bueno, va a ser difícil, Erickson ha sentido un poco la ausencia de que no estemos juntos, pero desde antes de navidad nos decía: “no quiero que se queden en casa solos, quiero que vayan a otro sitio y compartan con otras personas para que no se sientan mal”. Ahora, para el Día de la Madre, lo único que me queda es quedarme en casa y ver a mi hijo que me salude temprano, pero de todas maneras voy a sentir su ausencia, porque siempre está al pendiente de nosotros, mamá, papá, día del padre, día de la madre, a su hermano siempre lo aconseja, siempre le dice, todos los días: “hazle caso a tu mamá”, porque sabe que su hermano es terrible (risas). Pero bueno, uno tiene que aprender a superar cualquier problema que haya más adelante, a través del corazón es que nos unimos, estamos lejos, pero los sentimientos son los que nos hacen que estemos siempre juntos. Yo creo que es así.

Comentarios

NO SE PERMITE EL PROMOCIONAR SERVICIOS O PRODUCTOS EN LOS COMENTARIOS.. Si deseas poner un anuncio, consulta nuestras opciones publicitarias. Si esta interesado ser un columnista Contáctenos.


Para hacer un comentario, llena tus datos a continuación.